El punto de entrada a la espiritualidad

Pregunta: ¿Por qué está escrito que “este mundo no está creado para nadie excepto para Israel” antes que para las naciones del mundo, no obstante la corrección de ellos es la meta de la creación?

Respuesta: Necesitamos seguir las definiciones científicas de la sabiduría de la Cabalá. El “mundo” (Olám) significa “ocultamiento” (Alamá). El ocultamiento es creado sólo para Israel, aquellos que aspiran “directo al Creador”. Aquellos que desean llegar al Creador necesitan pasar por ocultamientos, sufrimiento, y golpes con el fin de construir dentro de sí mismos una forma negativa, opuesta al Creador y entonces desear alcanzar la cualidad del Creador: otorgamiento en desapego a la recepción.

Este es el punto que necesitamos alcanzar. Mientras tanto, nuestro deseo no debe ser similar al del Creador con todo su poder ¡En absoluto! Puedes tener un deseo que pese sólo una onza, ¡pero debe ser el correcto! Un deseo correcto significa que sientes lo que significa estar en desapego de la recepción. Esta cualidad es muy importante, y necesitamos experimentarla.

Después de todo, por el momento somos capaces de dar sólo si vemos un beneficio. Como está escrito, “cambiamos una vaca por un burro”, al recibir lo que consideramos preferible. Por ejemplo, un libro es más importante que el dinero para mí. Entonces doy dinero y recibo un libro. Esto es llamado una adquisición.

¿Pero por qué es una adquisición? ¿Acaso no pagaste? ¿No diste tu dinero? No. Lo que di es menos importante para mí comparado a lo que recibí. Si hubiera necesitado dar algo de igual valor en el intercambio, hubiera sido incapaz de hacerlo. Necesito siempre imaginar que lo que recibo es más preferible para mí que lo que doy. Y mientras más grande sea la diferencia entre ellos, más me satisface ya que obtengo una ganancia de ello: “¡Mira lo que encontré! ¡Fue casi gratis!”

Así es como vives: tu llenado debe ser el mayor posible en relación con lo que das  a cambio. Y entonces no es llamado otorgamiento.

¿Cómo siente uno la separación de la recepción para dar y no para recibir nada a cambio? Estoy dispuesto a trabajar sin recibir nada a cambio si creo que mediante esto me gano el mundo por venir. Es como si abriera una cuenta en el futuro y depositara cuotas ahí. Esto es incluso más confiable: Nadie se la llevará y nada se perderá como en este mundo.

¿Pero cómo sentir que estás completamente desapegado del resultado del otorgamiento, que no obtienes ninguna ganancia de ello, y está completamente aislado de ti? Trabajas arduamente toda tu vida, y nadie, incluyendo al Creador sabe nada sobre ti. Pero tú lo sabes; trabajas y deseas permanecer sólo en esto. Sin embargo, si trabajas para no sentirte culpable, este es tu pago.

¿Entonces cómo podemos arrancarnos los deseos de recepción? Necesitas sentir este desapego en una cantidad tan pequeña como una onza, y eso es todo; no necesitas más que eso. Entonces estás listo para la revelación. Después de todo, esa es ya una imagen de la genuina cualidad de otorgamiento, una imagen del Creador.

(40367 – De la 2º parte de la lección diaria de Cabalá del 4/11/2011, El Zohar)

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Próximas Entradas: