El secreto del sistema integral

Nuestro deseo tiene que ser común. Cada uno de nosotros tiene dos partes: la masculina y la femenina. Yo te influyo, y tú me influyes a mí y a los otros, mientras que los otros me influyen de nuevo y así sucesivamente. No puede ser que yo me cuide sólo a mí mismo. Nunca seré capaz de llenarme.

Dentro del organismo común sólo puedo llenar a los demás pasándoles mi deseo o mi llenado. No seré capaz de dirigir algo independiente directamente hacia a mí.

Este es el significado del sistema integral. Su esencia yace en el hecho de que nadie es capaz de proveer algo para sí mismo a través de su propio poder, sino sólo a través del entorno. Y esto también es posible, sólo si uno no piensa en sí mismo, sino solamente en sus amigos. Entonces sus esfuerzos vuelven a él si, por supuesto, no cree que ellos realmente regresarán a él.

(40657 – De la 4º parte  de la lección diaria de Cabalá del 4/14/2011, folleto de Pésaj)

Material Relacionado:
Cómo dejar de pensar en mí mismo, Parte 2
El sistema de trabajo mutuo es la clave para el éxito
La misión de la nación que “aspira al Creador”

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Entradas Previas: