El vacío antes de la revelación

Pregunta: Usted dijo que al leer El Libro del Zohar, debemos enfocarnos en la unidad. Pero, ¿cómo se expresa? ¿En qué acciones debo estar pensando? Después de todo, la palabra “unidad” no tiene eco en mí.

Respuesta: El sentimiento de unidad se construye gradualmente en la persona a lo largo de muchos meses, hasta que ella empieza a sentir un cierto “gusto” en la unificación con los amigos y a encontrar algún tipo de realidad en ella.

Nosotros experimentamos en nosotros mismos todas las acciones en el proceso en las que, durante millones de años de evolución, el grado vegetativo se formó a partir del inanimado, el animado del vegetativo y el humano del animado. Pero atravesamos estados similares a una velocidad enorme.

Tú preguntas sobre el estado que aun no has obtenido. Está tratando de inquirir donde puede desarrollarse esta sensación de unidad, el sentimiento de unidad y de otorgamiento, cuando salgas de ti mismo, de tu ego. Pero en realidad nada es claro para ti.

Este es un signo de alcance. Empiezas a aproximarte al estado en el que buscas y no sabes cómo encontrar. “Estoy buscando a mis hermanos”. Busco la unidad y no la encuentro. ¡¿Existe siquiera?, ¿Qué es?, ¿Cómo puedo asirme a ella?!

Este es “el vacío antes de la revelación”. Ya estás parado en el umbral de esta. Y así es, siempre. La pregunta sobre el estado que no poseen es el estado mismo que la precede. Simplemente tienes que seguir adelante, dale tiempo a la Luz para que realice su trabajo. Si estás presente en el grupo, en las lecciones, haces difusión y haces todo lo posible, dale una oportunidad a la Luz para que haga el trabajo.

Como se describe en la “Introducción al Estudio de los Diez Sefirót“, ítem 133: “Y sólo los héroes entre ellos, con su paciencia soportaron, derrotaron a los guardias y abrieron la puerta. Y fueron recompensados al instante al ver la cara del Rey, quien designó a cada uno de ellos en su lugar correcto. “¡Ten paciencia! Si se tarda diez años, que así sea. Otros diez, gran cosa.

Y aquellos que piensan que son inteligentes “saltan de la carroza”, y en diez años ven que no tienen nada. Tú puedes decir: “¿Pero yo tampoco tengo nada, o sí?” Posees un gran deseo, comprendes que careces de unidad.

(41222- De la 2º parte de la lección diaria de Cabalá del 04/22/2011, El Libro del Zohar)

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Entradas Previas:

Próximas Entradas: