La bondad tiene que ser revelada

La Luz superior lleva a la persona a través de muchos ascensos y descensos, dándole continuamente la sensación de que sólo el Creador puede ayudarlo. Después de todo, Él es quien le ha enviado todos los problemas, para enseñarle finalmente a orar por la redención.

La redención es la revelación del Creador; pido precisamente vivir bajo Su poder único, que es lo único que existe. No quiero seguir siendo confundido por más tiempo ni sentir alguna otra fuerza. A pesar de que entiendo que todas las fuerzas vienen de Él, no obstante, quiero ser controlado sólo por esta única fuerza, la fuerza del otorgamiento y amor por el prójimo.

¡Quiero revelarlo a Él porque es la verdad! Todos mis otros estados son una mentira. Sólo entonces nacen la demanda y la protesta de la persona a la cual la fuerza superior se las trae. Esta fuerza siempre jugó con él, confundiéndolo para aumentar su seguridad en sí mismo, creándole dificultades para que pueda volverse más fuerte.

De esta manera llega la persona a una oración y revela al Creador. Ahora él no acude al Creador para deshacerse de todas sus angustias y búsquedas, sino que quiere estar bajo el poder de “No existe nadie más que Él”. Esto significa salir de la esclavitud de Faraón y convertirse en un esclavo del Creador.

 (41546 – De la 1º parte de la lección diaria de Cabalá del 4/26/11, Shamati # 1)

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Entradas Previas: