La compensación espiritual como una garantía para el éxito

Pregunta: ¿Puede ser que la estructura social se convierta en uno de los obstáculos en el camino de ascenso en la escalera espiritual?

Respuesta: En otras palabras, ¿cómo podemos pasar del mundo de egoístas al espiritual, con un consumo equilibrado? Este es un proceso de múltiples capas. En este momento, nos enfrentamos con la primera de ellas, en la que la humanidad empieza a entender que tiene que restringirse debido a que las riquezas de los recursos naturales y la naturaleza en general, no pertenecen a las personas ni a los estados.

Pero para que existan siete mil millones de personas en la Tierra y no se “coman el uno al otro”, tenemos que alcanzar el equilibrio no sólo entre nosotros, sino también entre nosotros y la naturaleza. Esto está claro ya para todas las personas sensatas. El problema está en cómo hacer la transición hacia él.

La transición como tal, es esencialmente egoísta. Podríamos ser capaces de ayudarlos con ella, pero creo que esta transición sucederá como lo hizo ya en muchos países. ¿Has visto cómo un millón de personas salen a las calles y cambian el medio ambiente, la sociedad y el gobierno?

Estamos aun por presenciar cómo los inmigrantes inundarán Europa y se la tragarán por completo. ¿Crees que los Estados Unidos están tan lejos de África o de América del Sur? No, en absoluto. Y puesto que la naturaleza nos obliga al equilibrio con los demás y con nosotros mismos, no tenemos otra opción. La naturaleza trabaja hacia la homeostasis, y no depende de nosotros.

Hasta el momento, esto no pertenece a la corrección espiritual, y para nosotros, que exista todo este proceso, es muy necesario. Si no quiero temer que mi vecino pueda venir a matarme, es benéfico que yo comparta mi riqueza por necesidad.

La esperanza de que las armas y la fuerza que poseen los países desarrollados van a ayudarles, es ilusoria. Roma, que fue aún más poderosa, cayó. La pregunta es: ¿Cómo podemos hacer la transición a la próxima etapa, si descubrimos que somos incapaces de distribuir la riqueza equitativamente como dicta la naturaleza? ¿Cómo compensaremos al hombre, sus deseos egoístas de volverse más grande, más poderoso y más rico? ¿Con qué lo mantendremos? Después de todo, la gente no puede permanecer en el nivel animado de la evolución puesto que nuestro ego sigue creciendo y demandará aún más.

La humanidad no tiene solución para este tema: ¿Qué compensación podemos ofrecer para aquellos que se den cuenta de la necesidad de una distribución equitativa? ¿Qué satisfará su ego? Si queremos que todos permanezcan como animales, que sean lo mismo, de esta manera destruimos al hombre, porque el nivel “humano” está por encima del nivel de la “bestia” en cada uno de nosotros. Tiene que haber una compensación espiritual, y sólo la sabiduría de la Cabalá puede proporcionarla.

Pero todos sabemos que hace 90 años, en Rusia, ellos querían conseguir lo mismo al hacer una revolución. Pero como resultado, la persona normal no recibió compensación por ello. ¿Por qué debería estar satisfecho con un apartamento típico, el salario promedio que prevé su plan de jubilación, y un tiempo de vacaciones normales? ¿Por qué debería ser igual a los demás y ser feliz sólo con lo que tiene?

Por el momento, avanzamos de acuerdo con el programa de la naturaleza, para presentarlo de manera gradual a la humanidad según el grado en el cual esta se dé cuenta de que no tiene otra opción: Hay que llegar a una distribución relativamente igualitaria. Por lo tanto, si no ofrecemos una compensación espiritual al hombre, no vamos a ser capaces de poner en práctica la ley del equilibrio con la naturaleza. Y, para ello, necesitaremos del conocimiento de la sabiduría de la Cabalá.

(40864 – De la Lección 5, Convención WE! del 2 de Abril del 2011)

Material Relacionado:

El equilibrio se sitúa por encima

La confianza es revelada en la unidad

El sistema de trabajo mutuo es la clave para el éxito

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Entradas Previas: