La necesidad urgente de un método de educación

Pregunta: ¿Deberíamos empezar la educación cabalística con nuestros niños, hacer de ellos un ejemplo para el mundo externo, o estamos ya listos para dirigirnos hacia el mundo externo, y la única pregunta es cómo hacerlo?

Respuesta: Los padres deben educar a sus hijos, esto es designado por naturaleza. Por lo tanto, como padre, entiendo que el mejor regalo que puedo dar a mi hijo es la conexión con la Luz, con el Creador, con la fuerza que puede protegerlo y elevarlo al nivel más alto posible, la fuerza que lo acompaña en este mundo y el próximo, ciertamente querré dar a mi niño este apoyo, esta protección.

Yo quiero que mi niño sea guiado por la Luz y no sólo por algún maestro de escuela. En primer lugar, quiero darle una educación espiritual, y además que estudie en una escuela o universidad. No me importa mucho lo que llegue a ser, si un obrero o un profesor; lo que me importa es el equipaje espiritual con el cual él finalizará su vida, si será feliz en esta vida, si sabrá para qué vive.

Por lo tanto, una educación espiritual es inmensurable, más importante que la material, la cual cambia de dirección cada pocos años. En estos días, cuando la persona concluye su educación, se ve obligada a empezar de nuevo casi de inmediato. El mundo es el umbral de la revolución de la información.

¿Deberíamos primero educar a nuestros niños y diseminar el sistema de educación espiritual con ayuda de ellos, o deberíamos cultivar una educación espiritual directamente en el mundo? Debemos propagar la educación espiritual ahora, sin espera. Pasará mucho tiempo antes de que nuestros hijos crezcan y seamos capaces de presentarlos al mundo. Ya estamos preparando materiales sobre el método de la educación espiritual, sin ninguna conexión con nuestros hijos, y su difusión en el mundo en todos los idiomas, a través de diversas organizaciones no comerciales.

Estamos educando a nuestros hijos, y estaremos encantados de ver que los niños de otros países se unan con nosotros virtualmente, además que participen en los campamentos de verano que vamos a organizar. Tenemos que ver el resultado de la enseñanza cabalística sobre nuestros hijos.

Ya lo vemos, pero no es suficiente con dirigirnos al mundo y mostrar lo que sucede aquí. Si en dos o tres años desde ahora podemos mostrar niños de cinco o seis años razonando correctamente, de once o doce años con personalidades maduras que entienden lo que está pasando en el mundo y de quince o dieciséis años terminando las universidades, entonces tendremos algo para mostrar al mundo

(40904 – De la Lección 6, Convención WE! del 3 de Abril del 2011)

Material Relacionado:

Aclarando los principios de la educación global para todos

El mejor regalo para un niño

Un claro ejemplo vale más que mil palabras

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta