Llenando la copa

Pregunta: Si el éxodo de Egipto ocurre de prisa, ¿por qué es necesaria la preparación?

Respuesta: Lo uno no tiene nada que ver con lo otro. La preparación es necesaria para que yo sea capaz de llegar al llenado. Tengo que experimentar una carencia de esto. Después de todo, salimos de Egipto con nuestros deseos y no con nuestros pies, de un deseo a otro.

Si no tengo una necesidad de un nuevo estado, significa que no me he preparado para salir de Egipto. Necesito desear alcanzar el otorgamiento, a tal punto que veo solo esto frente a mí. Que la fuerza de otorgamiento nos una como un todo: Esto es lo que deseo.

Disolvámonos y fundámonos todos en uno sin ninguna diferencia: nadie existe de manera individual, y sólo hay una fuerza común de otorgamiento. Y entonces la Luz superior nos llenará.

¿Tengo necesidad de esto? Si no, no estoy listo para salir de Egipto. Posiblemente aun no siento que estoy en el exilio, y no he completado los “siete años de hambruna”. Todo está bien para mí, el grupo estudia, hace comidas conjuntas, picnics, convenciones…. Sólo cuando el estado se vuelve insoportable, es decir, cuando tenemos que unirnos con los demás y que ésta será en concreto la redención para nosotros, entonces nos preparamos para el éxodo de Egipto.

Continuación de la pregunta: ¿Entonces por qué salimos de prisa?

Respuesta: La persona no puede saber de antemano cuando la copa de sus esfuerzos se llenará. No hay tiempo en la espiritualidad. Tan pronto como la copa está llena, cuando has ejercido tu deseo en la medida suficiente, inmediatamente se produce un salto y llegas a la acción: la huida de Egipto. Sin embargo, incluso un momento antes de esto, aun no sabes que la copa está a punto de llenarse. Por el contrario, el momento anterior puede parecerte el más lejano de la redención: la oscuridad egipcia y los desastres que te acontecen…

Hasta el último momento te asocias con el Faraón, hasta que rompes con él. Por lo tanto, experimentas golpes muy intensos y pesados, y no ves ninguna posibilidad de salir de esta tormenta. Cada golpe sólo te muestra cuán débil e incapaz eres.

Entonces, de repente, precisamente en medio de esta oscuridad se revela una fuerza, y puedes huir del Faraón. La oscuridad se revela, y esto te ayuda en tu escape. Y tan pronto como se revela finalmente el deseo, comienza de inmediato la redención.

(40280 – De la 4º parte de la lección diaria de Cabalá del 4/10/2011, preparación para salida de Egipto)

Material Relacionado:
El éxodo de Egipto se experimenta en el corazón
Dando un paso hacia el Creador
Todo comienza a partir del éxodo de Egipto

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta