Los problemas de Faraón

Pregunta: Cuando una persona trata de salir de Egipto, es decir del amor propio, recibe golpes que puede superar sólo pidiendo ayuda al Creador. Pero además de eso, también existe el egoísmo material, terrenal que recibe los golpes en su nivel, tales como problemas con la familia, con la salud, con los ingresos, y así sucesivamente. ¿Cómo debemos relacionarnos con estos problemas?

Respuesta: No importa qué tipo de problema surjan en mi vida, antes que nada tengo que verlos como una molestia que viene del Creador. Incluso si tengo dolor, aún así debo elevarse por encima de las molestias a través de la fe por encima de la razón. A pesar de todo, sé que tengo que hacer cálculos por encima de la molestia y no bajo su peso. Tengo que estar en contacto con su “remitente”, con el Creador.

En cuanto a las acciones responsables, en el reino de este mundo que tengo que resolver todos los problemas por los métodos comúnmente aceptados. Cuando se trata del banco, trabajo, familia y salud, tengo que cuidar de todo como cualquier persona en nuestro mundo.

Por lo tanto, construyes una actitud de dos lados para los problemas:

 – En primer lugar, vienen del Creador y negocias sólo con Él. Tú quieres tener estas molestias porque te dan la oportunidad de elevarte por encima del conocimiento y estar en contacto con el Creador. Entonces estás tratando las molestias correctamente e incluso comienzas a amarlas y a respetarlas. Después de todo, no importa cuánto te molesten, no importa cuanta sal ponen en tus heridas, y no importa cuánto te destruyen los nervios, esto es exactamente lo que te ayuda a elevarte por encima de ellos.

 – En segundo lugar, resuelves los problemas de ingresos de la forma en la que se acostumbra en el mundo material.

Ambas dimensiones deben estar presentes en tu actitud. Tú atribuyes los problemas al Creador, y al mismo tiempo deseas trabajar con ellos. No sacamos a Faraón de nuestras vidas, sino que disfrutamos de sus problemas. Después de todo, sólo a través de ellos podemos rechazarlo y separarnos de él, y así ascender más y más alto.

Faraón es mi carne más preciada, mi alma, mi punto más sensible, mi hijo, el collar más importante y fino dentro de mí.

Pregunta: Pero Faraón se resiste a la unidad de los amigos. ¿Qué tienen que ver los problemas materiales con él?

Respuesta: Ellos también te distraen del trabajo interior. No es accidental que tantos cabalistas experimentaron problemas materiales. El Creador deliberadamente los causó ​​para que estuvieran enfermos y fueran despreciados por la gente alrededor de ellos. Fue para darles un lugar que ellos pudieran superar.

 Al final del día, todo esto es el resultado de la dureza del corazón de Faraón. El deseo se revela gradualmente dentro de ti y de conformidad con ello experimentas diversos problemas, tanto en los demás como en ti mismo.

Pregunta: ¿Tengo que pedir ayuda en estos casos? Después de todo, el Creador nos ayuda en un solo sentido, en la unificación.

Respuesta: Es correcto, y los problemas te obstaculizan para hacer esto. Cuando estás enfermo, es difícil que puedas centrarte en el amor por los amigos. Lo más probable es que te olvides de todo. Y eso significa que tienes que pedir ayuda. No hay nadie más aparte de Él. Todo viene del Creador, pero esto pasa a través de diferentes canales.

Tienes que alcanzar la meta, pero tu cuerpo, tu “burrito” está enfermo y no puede llevarte. Entonces, ¿qué debes hacer? ¿Dejarlo morir? Pero lo necesitas en el camino.

¿Por qué consideras que este mundo está separado del trabajo espiritual? Incluso las pequeñas molestias pueden ser útiles si trabajas correctamente con ellas. No importa lo que nos suceda, es importante recordar que esto viene de una Fuente única, hasta que realmente lleguemos a sentir que estamos en el exilio espiritual.

(40571 – De la 1º parte de la lección diaria de Cabalá del 13 de Abril del 2011, Shamati)

Material Relacionado:

La disputa irreconciliable entre el creador y el faraón dentro de mí

¿Quién me ayudará a alcanzar la meta?

Todo lo malo en ti es tu “yo”

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta