Parados ante el comienzo de hechos gloriosos

La tendencia que se manifestó hoy fue clara para los cabalistas hace decenas, cientos, miles de años. Hablaron de nuestra época después de haber calculado su marco de tiempo de manera precisa, basados en las leyes generales de la naturaleza.

En el transcurso de la historia fuimos desarrollados bajo la influencia de la fuerza que nos empujaba. Mientras que nuestro ego se incrementaba constantemente, hicimos la transición de un proceso a otro, de formación en formación en la sociedad, la vida familiar, la educación, la cultura, y así sucesivamente.

Avanzábamos sólo por medio de la fuerza negativa y por lo tanto, los cabalistas fueron capaces de calcular cuánto le tomaría a la humanidad “tocar fondo”, es decir alcanzar la necesidad de elevarse a un nuevo nivel y, en vez de ser desarrollados por el egoísmo , avanzar por medio de otra fuerza: la fuerza de la unidad universal.

El cálculo señaló el final del siglo 20, en el año 1995. A partir de ese momento, tendremos que revelar por nosotros mismos el método de corrección del hombre que sabe cómo unirse con los otros en un todo único, absoluto, global, e integral.

Por supuesto, hoy estamos justo al principio de este camino. Este va a continuar. Sin embargo, nosotros, las personas que recibimos un regalo de Arriba, “el punto en el corazón”, la aspiración hacia arriba, tenemos que volvernos hacia el mundo entero con una explicación sobre lo que está sucediendo. Por medio de esto realizamos nuestra predestinación, garantizamos el impulso que hemos recibido, y conducimos a la humanidad hacia el ascenso a un nuevo estado, a un nuevo grado.

Este es un grado muy especial. El cuerpo, las partes que están separadas e incluso opuestas entre sí, se siente enfermas. Pero si empiezan a unificarse en armonía e interconexión, entonces en vez de sentir la enfermedad, el cuerpo sentirá la vida en un orden superior. De esta manera nosotros, con nuestro cuerpo animado, nos sentimos en el grado humano. El cuerpo es un animal, pero hay algo en el ser humano que lo trae de vuelta a un grado más alto.

Y ahora, por medio de la unión de unos con otros en armonía, adquirimos una sensación de una vida más alta que nuestra vida presente. Es nuestra vida espiritual.

Sin duda, tenemos que trabajar sobre esto en el grupo. Esta es la responsabilidad principal que ha sido puesta sobre nosotros. Además, es nuestro deber traer al mundo entero a esto, mitigar el enorme sufrimiento que podemos evocar al avanzar por medio de la fuerza negativa, al ser empujados con una “vara”. De hecho, ya vemos las desgracias crecientemente inesperadas y peligrosas de la humanidad

(39587 – De la Lección 1, Convención WE! 4/1/2011)

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Entradas Previas: