Terapia espiritual para las masas: Primera sesión

Hoy empezamos a difundir la sabiduría de la Cabalá a las masas para que la gente pueda entender que necesita “tomar después del individuo”, o en otras palabras, del Creador. Hasta ahora hemos estado haciendo difusión para aquellos que tienen el punto en el corazón. Apelamos a las personas cuyo deseo espiritual se ha despertado. Ellos sintieron una respuesta interna y vinieron a nosotros, uniéndose a los grupos y formación nuevos. Si el punto en el corazón de una persona ha “nacido” en un grado u otro, él o ella están con nosotros.

Por lo que veo y siento, hoy en día hay millones de estos puntos en los corazones. Por ejemplo, durante mi última visita a Toronto, durante una reunión con los laicos, descubrí que ellos saben sobre nosotros e incluso que ven nuestra TV por Internet.

Sin embargo, siguen siendo individuos y no las masas. Estos últimos están preocupados, hay varios miles de millones de ellos en el mundo. ¿Cómo podemos llegar a ellos, entonces? Podemos apelar sólo a su “estómago”, a su deseo material. No debemos hablar con ellos sobre el Creador y el propósito más elevado. ¿”Creador?” Dirán. “Muy bien, dánoslo”.

Tal es el deseo del hombre, y él no entiende otra cosa. Así, hablamos con las masas acerca de la crisis mundial, la educación, la salud, la ecología, las causas de los desastres naturales, sobre el por qué el mundo se ha vuelto tan impredecible, y lo que sucederá mañana. Hacemos un llamamiento a sus deseos que demandan estar seguros y llenos.

Por otra parte, no hablamos de la sabiduría de la Cabalá, sino más bien de un sistema, un enfoque, un método que nos puede salvar. ¿De qué se trata? Se trata de la unidad que une a las personas en la armonía con la naturaleza. Para nosotros, la naturaleza y el Creador son una y la misma cosa, pero las masas no quieren saberlo. Para ellos, cualquier cosa por encima de este mundo es mística, y ellos necesitan un enfoque racional.

Decimos que la naturaleza es global e integral y tiene un programa. Este ha estado desarrollándonos hasta ahora y sigue haciéndolo aún más. ¿En qué dirección? Esto nos lleva a volvernos globales e integrales. ¿Qué debemos hacer entonces? Sólo unirnos. Tenemos que unirnos, toda la humanidad debe convertirse en un todo. Vayamos a trabajar, empecemos a unirnos y a fundirnos en unidad.

En este punto, estamos llegando al momento que Baál HaSulám describe al hablar del punto de vista de Marx y del fracaso del socialismo en Rusia. Después de haber comenzado a unirnos, sentiremos que para realizar el plan, también necesitamos la fuerza interior y primordial de la naturaleza: la fuerza superior. Y entonces exigiremos que nos revele nuestra unidad que somos incapaces de alcanzar.

Por ahora, hablamos a las masas acerca de la Cabalá sin usar esta palabra y limitándonos a un enfoque científico y a la explicación de la situación actual del mundo. Discutimos las causas y los efectos de los acontecimientos actuales a fin de preparar el remedio para la enfermedad con antelación. Será la primera “dosis”, el primer remedio del complejo tratamiento, que en la etapa inicial permitirá que la gente entienda qué esperar. Con la ayuda de este, ellos comenzarán a moverse hacia adelante, adquiriendo nuevos conocimientos y sensaciones en cada paso del camino.

Traemos a la persona hacia la meta por etapas puesto que para lograrlo, el necesita suprimir su estado actual. Y esto es difícil.

(40107 – De la 4º parte  de la lección diaria de Cabalá del 4/8/2011, “La Libertad”)

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Próximas Entradas: