Un corazón fundido

Uno debe enviar flechas de amor al corazón de los amigos en sus intenciones internas. En el exterior debe mostrar a todos que tan inspirado está por la espiritualidad y tratar de motivar a los amigos a sentir lo mismo. Pero, internamente una persona siempre debe pensar en cómo puede penetrar en el corazón del amigo.

Regalos materiales no le harán daño, pero no deben substituir los propios esfuerzos internos y su verdadero deseo de conectarse. Después de todo, nuestro trabajo está en despertar las fuerzas internas, la red de fuerzas o el alcance de una sola fuerza del Creador. Esta es la fuerza a la que nos conectamos con el fin de penetrar en todos los corazones y almas.

Regalos materiales pueden ayudar en nuestro trabajo, pero el objetivo principal es tratar de sintonizarse con este sistema conectivo que nos une unos con otros. En él, se revela nuestra conexión y la penetramos. Esto se conoce como penetrar en el corazón del amigo.

Mientras más profundo sea mi deseo de penetrar en el corazón de un amigo, más fundo  mi propio corazón. A medida que mi corazón se vuelve más suave, comienzo a ver que el corazón del amigo se está revelando más y más y soy capaz de entrar en él y unirme en un solo corazón.

Cuándo comienzo a trabajar con el corazón del amigo, pienso en él como en un extraño.  Sin embargo, con el tiempo empiezo a ver que él no es un extraño, sino más bien un crisol en el que puedo fundir mi corazón. Al relacionarme con él y al desear unirme, estoy realizando el trabajo en mi propio corazón. En esta conexión no dependo del amigo o del grado de su apertura hacia mí. Más bien, dependo de mi corazón, en la medida en que fui capaz de suavizarlo para poder entrar en el “corazón extraño”.

Y en el final de este trabajo, revelo que ni mi corazón ni su corazón existen, que hay un solo corazón y un deseo, y que siempre ha sido así. Sólo me pareció que se trataba de corazones separados, de corazones que eran extraños y diferentes, distantes unos de otros.

(40448 – De la 1º parte de la lección diaria de Cabalá del 4/12/2011, Shamati Nº 86)

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Próximas Entradas: