Un libro de oraciones es una saga de la vida espiritual

La reacción del alma a los estados por los que atraviesa se refleja en las palabra escritas por los cabalistas. Esa reacción es reunida en el libro de oraciones titulado Sidúr (el “orden” de los estados atravesados). No entendemos lo que describen las oraciones, ni las impresiones del alma que están registradas en los nombres, las letras, sus combinaciones, o la disposición de las palabras en las frases.

Todo el libro de oraciones está organizado de tal manera que para cualquier alma que experimenta transformaciones en un estado específico, este proceso es expresado en las mismas palabras de la oración. No es necesario articular las palabras en voz alta. El alma las sentirá en el interior; la oración se volverá su construcción interna.

Cada letra es un cierto orden, una secuencia de fuerzas que reciben y otorgan. Adicionalmente, dentro de las letras, existen “signos vocales”, los llenados, un TÁNTA (Ta’amím, Nekudót, Tagín, Otiót o Luces, puntos, coronas sobre las letras y letras), los estados que atravesamos.

Nuestros deseos internos se alteran y asumen todo tipo de formas que infunden varias sensaciones en nosotros. En su turno, al transferir esas sensaciones al papel, reciben una forma específica de elementos espirituales en letras, palabras, y frases.

En otras palabras, una oración es una expresión externa de sensaciones espirituales internas. Una persona no necesita en realidad un libro de oraciones. Si está experimentando tales estados internos, ellos se volverán su plegaria.

Un libro de rezos es necesario para ver la forma de las letras y visualizar (si ya somos capaces de hacerlo), por qué estados necesitamos pasar, para imaginar lo que nos espera. Si ya estoy en el mundo espiritual, entonces basado en lo que estoy leyendo en el libro de rezos, puedo de alguna manera percibir qué es lo que va a sucederme, en qué estados voy a entrar.

En este mundo, varias emociones humanas me son familiares. Entonces, al leer una novela por ejemplo, puedo sentir y experimentar los eventos que se describen internamente. Es lo mismo para el mundo espiritual.

(41128 – De la 3º parte de la lección diaria de Cabalá del 4/21/2011, Béit Shaar HaKavanót)

Material relacionado:

La plegaria de corazón

El corazòn que habla

La plegaria del corazòn de piedra

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta