¡Quiero ser un niño!

Pregunta: ¿Qué es el método de enseñanza de la Cabalá para los niños?

Respuesta: Es muy fácil de explicar cualquier fenómeno a un niño. Sólo nos parece difícil a nosotros, sin embargo, no es así.

Está escrito quien enseña a un niño es como si escribiera en una hoja de papel en blanco, mientras crecemos, debemos escribir sobre el papel en el que hemos garabateado. Primero debemos neutralizar nuestros pensamientos, deseos, prejuicios e ideas preconcebidas, borrar muchas cosas de por dentro, y sólo después podemos tratar de escribir algo. Pero la experiencia demuestra que es fácil trabajar con niños.

He visto este ejemplo en mi hijo. Cuando empecé a estudiar con Rabásh, yo repetía en casa el material que leíamos durante la lección. Mi hijo de siete años se sentaba junto a mí, y yo le recitaba de nuevo el texto a él, para tener una mejor comprensión del material. Vi que él lo percibía y lo recordaba mejor que yo. Yo le hacía preguntas, y él contestaba correctamente.

Entonces comprendí que mientras más pura la persona, aún siendo un niño, percibe la Cabalá de manera más natural. Esto es porque en realidad es una ciencia de la naturaleza, y vemos esto en los niños. ¡Estoy celoso de la naturalidad con la que todos ellos la perciben!

Hay muchas cosas se registran en ellos simplemente a través de la repetición, sin haberlas sentido, porque su mecanismo sensorial aún no se ha desarrollado. La sensación vendrá después, durante la época de la erupción de las hormonas. Pero para entonces ya estarán llenos de diferentes leyes y fórmulas. Así que una vez que sus hormonas comiencen a trabajar y los deseos comiencen a surgir, ellos sabrán cómo regularlos.

(41087 – De la Lección 6, Convención WE! 4/3/2011)

Material Relacionado:
¡Sé más serio en la caja de arena!
Un hombre sabio mira a la distancia
Lo que tienes dentro es lo que obtienes del exterior

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta