¿Una guerra mundial o una garantía mundial?

Debemos diseminar la sabiduría de la Cabalá en el mundo mucho más activamente para que la gente, influida por un pensamiento común y un deseo colectivo, pueda entenderla muy pronto. Después de todo, alcance, entendimiento y pensamientos se mueven de los unos a los otros. De este modo, podemos adelantar nuestro desarrollo por el camino del entorno y comprar mucho tiempo.

Gracias a nuestro esfuerzo común y asistencia mutua que es considerada como una “garantía”, nosotros alcanzaremos el punto en el cual exigiremos un cambio. La fuerza superior será revelada y con su ayuda, nosotros nos elevaremos por encima del egoísmo, saldremos de “Egipto”.

Así será para los grupos cabalísticos tanto como para la humanidad. Si la fuerza superior no se despliega en el mundo, si no hay chance de reformarnos a nosotros mismos con la ayuda de la sabiduría de la Cabalá, nosotros cambiaremos al camino de la corrección acompañado por un tremendo sufrimiento, incluyendo guerras mundiales.

El Creador odia los cuerpos egoístas y está queriendo hacer lo que sea para romper nuestro ego, incluyendo los eventos más dramáticos que hayan sucedido en la historia. El hombre encara dos caminos de corrección para el deseo egoísta: el camino de la Luz (Ajishéna, acelerando el tiempo) y el camino de la progresión natural por medio del sufrimiento (Beitó, a su debido tiempo).

Nosotros tendremos que experimentar, ya sea, cuanto odio gotea de nuestro deseo egoísta por la naturaleza, por el Creador, o, desarrollar el mismo tipo de odio irreconciliable hacia nuestra naturaleza egoísta en nosotros mismos, dentro de nosotros mismos.

Debemos alcanzar el estado de un “llanto”, después del cual el Creador, la Luz, se revelará a sí misma y reformará nuestra intención de egoísta hacia altruista. Hasta que este estado sea alcanzado, debemos llegar a la conclusión de que no hay un estado peor que este y no vamos a quedarnos en nuestro ego un momento más. La pregunta es cómo llegaremos a este estado: sufriendo los golpes o por el escrutinio.

El resultado, sin embargo, es solo uno: yo no estoy de acuerdo en tolerar mi ego por más tiempo, y lo odio más que a nada en el mundo: “preferiría estar muerto que vivir este tipo de vida”. Si yo siento eso en el fondo de mi egoísmo, la Luz comenzará a trabajar en mí.

Todo toma lugar de acuerdo con las leyes de la naturaleza. Yo no puedo fabricar un llanto más fuerte y atraer la Luz de este modo. Estamos enfrentados con una ley estricta, la Luz superior y experimentamos estados específicos, etapa por etapa, cuando la Luz comienza a trabajar de acuerdo con el orden de los grados espirituales, las Luces y el deseo se despliegan en ellos.

Por esto, no tiene sentido sentarse y esperar hasta que suceda por sí mismo. Nunca sucederá. Antes que nada, necesitamos un deseo por la corrección, un odio total por nuestro egoísmo. Nosotros definitivamente llegaremos a esto, ya sea por el camino del sufrimiento o por el camino de la Luz, uno o el otro. Entonces, el Creador se revelará a Si mismo y nos reformara.

Hubo un tiempo en el cual solo unos pocos escogidos fueron capaces de tal corrección, pero ahora, el grupo entero, aun el mundo entero en general pasará por esto. Ahora, debemos pasar por los mismos grados y los mismos estados.

Sin embargo, cuando hay muchas personas, ellas pueden asistir y sostenerse unas a otras y llegar a una revelación colectiva. Porque todas ellas están conectadas, todo lo que una persona puede sentir y entender se pasa de unos a otros. Así, gracias a la garantía, uno puede rápidamente alcanzar el entendimiento general y experimentarlo, y decidir que nosotros tenemos que elevarnos por encima del egoísmo.

(42214 – De la 1º parte de la lección diaria de Cabalá del 5/4/2011, Shamati #19)

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Entradas Previas: