entradas en '' categoría

El marco de la revelación

Antes de leer El Libro del Zohar, debemos prepararnos para que la lectura nos beneficie. El Zohar habla acerca de la corrección del alma, es decir, sobre la corrección de la conexión entre nosotros. De este modo, al leer El Zohar, debemos esforzarnos para realizar en nosotros los estados corregidos descritos en el texto. Esto significa que deseamos revelar lo que habla El Zohar.

La revelación no es comprensible en la mente. ¿Cómo puedo entender lo que nunca he visto? Es posible ver solo con la condición de que se formen en mí nuevos modelos de sensaciones, porque la visión es una sensación en nuestros deseos, las vasijas de recepción. Una sensación ocurrirá solo cuando mi estado específico interno iguale lo que se describe en El Zohar.

Esto puede ser alcanzado solo si asciendo al grado del dador como lo requiere El Zohar. ¿Cómo es esto posible? Es posible si me conecto con el entorno, en relación con el cual puedo expresar la medida de mi otorgamiento. Así, aun antes de abrir El Libro del Zohar, debemos esforzarnos por unirnos en tal estado, en tal nivel, en tal fuerza que sea adecuada para la revelación del Zohar en la conexión entre nosotros.

Según la medida en la cual uno se cancela a sí mismo y nos conectamos juntos en otorgamiento y garantía mutua, en la misma medida podemos alcanzar la condición en la cual sentiremos sobre qué habla El Zohar, por lo menos en el grado más bajo. Todo depende de la fuerza de unidad entre nosotros que tiene que estar al nivel del primer grado espiritual. Entonces, sentiremos lo que El Zohar nos cuenta.

Baal Ha Sulam escribe acerca de esto en “La Introducción al Estudio De Las Diez Sefirot”, ítem 155: Una persona que se esfuerza por saber lo que estudia, atrae sobre sí mismo la Luz que Reforma. En esencia, todo nuestro trabajo es aspirar a estar en este estado, a sentirlo. De este modo, necesitamos solo tener el deseo de sentir la necesidad de la revelación.

(43858 – De la 2º parte de la lección diaria de Cabalá del 5/24/2011, El Libro del Zohar)

 

Pasando por las elites

Pregunta: ¿Como ocurrirán los cambios en el sistema de educación, por iniciativa del gobierno desde arriba, o por la presión de las masas desde abajo?

Respuesta: Los líderes son temidos por sus “sillas” y nada más. Si las masas salen a las calles y comienzan a agitar aquellas sillas, y no a incendiar carros solamente sino que comienzan a hacer acciones más serias, entonces los líderes comenzarán a escuchar sus demandas. Al final, tendrán que estar de acuerdo con ellos.

La pregunta es: ¿Seremos capaces de ofrecerles nuestra explicación de las medidas necesarias? Debemos intentar hacerlo, tanto como podamos.

De una forma u otra, debemos pasar por los líderes, de las dos partes: desde abajo, por las masas que salen a la calle, y desde arriba directamente. Después de todo, estamos hablando acerca de un estudio global del mundo, acerca de los cambios en la educación y acerca de construir un sistema mundial de educación en el cual todos estudiaremos mientras recibimos un salario especifico por esto, el medio para el sustento.

Este aprendizaje tomará lugar en vez del trabajo, pero en realidad se volverá el trabajo de la gente en el sentido espiritual. Cada persona atraerá la Luz según la medida de sus fuerzas y capacidades, y esto será recompensado. Después de todo, la Luz mantiene toda la abundancia que pueda existir.

¿Cuánta gente se requiere para proveer las necesidades vitales para todos los habitantes de la tierra? ¿Vestido, comida, construcción, servicios, todo lo que es necesario dentro del marco de una existencia normal? Por ejemplo, la gente trabajara medio día y estudiara medio día. Y esto será hecho por todos.

Sin embargo, esto solo puede alcanzarse por medio de los líderes, o más precisamente, por medio de la opinión pública, por medio de la gente que piensa, incluyendo científicos, sociólogos y politólogos, y todos aquellos quienes se eleven por encima de las masas, pero no demasiado alto. Después de todo, lo más alto está ocupado por los “destructores,” mientras que nosotros estamos hablando principalmente acerca de los círculos universitarios.

(De la 4º parte de la lección diaria de Cabalá del 5/26/11, “Prefacio a la sabiduría de la Cabalá”)

 

El Buen Entorno – 05.26.11

Mi buen entorno – Consejos y principios del Dr. Laitman para la semana

 

 

Lección diaria de Cabalá – 05.27.11

Escritos de Rabash, Shlavei HaSulam, “Vete de tu país”

Descargar: WMV Video | MP3 Audio

Rav Yehuda Ashlag, “Introducción general al libro, Panim Meirot uMasbirot”, ítem1, Lección 1

Descargar: WMV Video | MP3 Audio

Rav Yehuda Ashlag, “La Libertad”, Lección 20

Descargar: WMV Video | MP3 Audio

 

Momentos de Cabalá- “Carencia de luz”

[youtube=http://www.youtube.com/watch?v=2cgSqBuMMD4]

La fórmula para retornar a la bondad

Una persona que abre el Libro del Zohar, lo hace para revelar al Creador. Por definición, la ciencia de la Cabalá es el método de revelar al Creador a la creación en este mundo.  Sino ¿para qué nos fue dada la Cabalá y toda la Torá?  El Creador se revela en el deseo de otorgar y amar en una persona. Este deseo es igual al del Creador en cualidades, y el Creador se revela en él conforme a la ley de equivalencia de forma.

Por lo tanto, el Creador es la cualidad de otorgar y amar, la fuerza de otorgamiento y amor, “el Bien que hace el bien”. Entonces, ¿cómo podemos alcanzar el deseo de otorgar y amar, el bien que hace el bien? Mediante la conexión entre nosotros, a pesar de las fuerzas egoístas de cada persona que se repelen mutuamente, creando una red de buena conexión entre nosotros por encima de la red del odio.  Construyendo una red en la que cada persona es buena y hace el bien, otorga y ama en relación con los demás.

Pero ¿cómo hacerlo si cada uno de nosotros es sólo un pequeño egoísta? Leemos el libro del Zohar, que habla de nuestros estados corregidos en los que estamos en buena conexión entre nosotros, y deseamos que esto se haga realidad en nuestro interior. En ese caso, recibiremos una impresión de esos buenos estados, que ya existen en el infinito. Esta impresión, la influencia de las fuerzas de nuestros estados corregidos a nuestro estado actual se llama “Luz Circundante” o “La Luz que Retorna a la fuente de bondad”.

Entonces, de acuerdo con la fórmula: “Yo creé la inclinación al mal y Yo les di la Torá para su corrección, porque la Luz en ella nos retorna a la fuente “, volvemos a la fuente, al Bien que hace el bien. Por lo tanto, revelamos al Creador, al Bien que hace el bien, a nuestra raíz.

(De la 2º parte de la lección diaria de Cabalá del 5/26/11, El Zohar)