Aprendiendo a ver el bien

Pregunta: La Cabalá enseña que el Creador es bueno y hace el bien, pero ¿Cómo se reconcilia esto con la vida llena de problemas y dolor?

Respuesta: El Creador es bueno y hace el bien, pero uno debe llegar a esto al alcanzar la similitud de propiedades con Él. Sin embargo, si soy un niño malo y desobediente y no quiero escuchar lo que mi madre me dice, ella primero grita y entonces después me castiga. Y yo digo que mi madre está enojada, como pensaría generalmente un niño regañado.

Su grito y sus palabras fueron útiles ya que ella quiso que yo lo hiciera bien. ¿Cómo puedo ver que detrás de todo lo que me ocurre, existe una buena actitud hacia mí, incluso  si la percibo como mala, como lo hace el niño? ¿Cómo puedo entender que allí, donde me siento mal, necesito completarme a mí mismo y completar mi actitud hacia la naturaleza, la humanidad, el grupo: corregir mi ego para sentir que aquello fue bueno?

Aquel que se esfuerza por llevarlo a cabo tan pronto como sea posible y está listo para localizar dentro de sí mismo el lugar que necesita corrección empieza viendo que en realidad el mundo es creado bueno, y que el Creador es bueno. Exactamente en el mismo lugar donde ahora encontramos este mundo, empezamos a sentir las fuerzas de la naturaleza que se revelan, las cuales impregnan todo y conectan todas las partes de la creación: inanimado, vegetativo, animado y hablante.

¡De pronto empezamos a ver el mundo espiritual en lugar de este! Empezamos a revelar más y más fuerzas: fuerzas eternas que dirigen nuestra existencia. Entonces, este mundo parece desaparecer; se vuelve transparente, poco sólido. Es “virtual” incluso ahora y existe en mi mente, sólo me parece que lo veo por fuera. Es así como corregimos nuestra percepción.

Resulta que todos tus problemas e inconvenientes son un índice de tus defectos; estos señalan el punto defectuoso, diciendo: “¡Corrige aquí! Y allí también” Si lo haces rápidamente, ciertamente corregirás la imperfección.

Si no sabes a quién acudir, dirígete al grupo. Si te conectas con ellos y estás listo para dar lo que ellos necesitan para la unidad, de inmediato eres influenciado por ellos, nunca cometerás un error.

(43666 – De la 1º lección, Convención de Roma del 21 de Mayo del 2011)

Material Relacionado:

Leyendo un libro abierto con los ojos cerrados

La ciencia que estudia el yo

La honorable tarea de volvernos justos

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta