De las guerras a la paz

En homenaje al Día Nacional de Conmemoración de los soldados caídos y de las víctimas del terrorismo.

Nosotros recibimos esta tierra cuando salimos de Babilonia. Nuestra raíz espiritual en relación con el mundo material se encuentra sólo aquí. Baál HaSulám dice que aquí, nosotros tenemos que dar un ejemplo a toda la humanidad de lo que significa ser una nación corregida en concordancia con la fuerza superior, con la naturaleza. Todas las naciones y todo el mundo tienen que mantenerse por medio de esta ley natural con el fin de continuar existiendo. De lo contrario, empezará una destrucción masiva.

Debemos esforzarnos para que todas las guerras del estado de Israel no hayan sido en vano. Debemos ser custodios fieles de lo que hemos obtenido gracias a aquellos que cayeron en las guerras. Una sucesión de guerras sin fin no es el camino para avanzar en el país. Por el contrario, en honor a aquellos que lo han dado todo por nosotros, debemos entender cómo vivir, como poner fin a las guerras y matanzas.

Esto depende de nosotros. Entonces, en lugar de hablar, hagamos lo que se nos ha sido confiado. Nuestra tarea no es sólo prepararnos para una posible guerra, sino avanzar hacia una verdadera reconciliación, hacia la paz. Sólo unidos con cada uno pasaremos de la paz entre nosotros a la paz con todos los demás.

(42503- De la 4º parte de la lección diaria de Cabalá del 8 de Mayo del 2011, “La Nación”)

Material Relacionado:

Las posibilidades de nuestro desarrollo. guerra o una transición pacífica

La compensación de la dimensión superior

Un mundo sin fronteras

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta