Descansando en los brazos de los grandes cabalistas

Pregunta: ¿Qué correcciones realizaron para nosotros los cabalistas del pasado?

Respuesta: Baal HaSulam escribe en “Introducción al Estudio de las Diez Sefirot“, ítem 11: Los sabios del Talmud han hecho el camino de la Torá más fácil para nosotros que los sabios de la Mishná. Esto es porque… ellos nos han proporcionado un nuevo medio en vez de la penitencia que se presenta en la mencionada Mishná, Avot: la “Luz en la Torá”. Esta tiene el poder suficiente para reformar la persona…”

¿Por qué los sabios del Talmud sustituyeron el camino del ascetismo (“vivir a pan y agua, dormir en el suelo, llevar una vida pobre, y esforzarse en la Torá”) sólo con el estudio de la Torá? Porque ellos corrigieron la red de conexión entre ellos. Este sistema general de almas ya contiene las almas que actúan en él, y nosotros podemos sacar provecho de la ayuda de ellos.

Después de la ruptura, las almas rotas existen en el sistema general de las almas. Y aunque en el diagrama los representamos como si estuvieran dispersos en una esfera, el sistema tiene una estricta jerarquía que existió en el mundo de Nekudim antes de la ruptura. Las almas se rompen y caen siguiendo la misma jerarquía: cada una de acuerdo con su nivel de Aviut (el grosor del deseo), es decir que las almas con un Aviut mayor, caen más bajo.

Este sistema contiene almas especiales, miles de cabalistas que están unidos por una conexión especial. Esto se asemeja al esqueleto del sistema espiritual.

Al leer sus manuscritos, evocamos la iluminación desde la red de conexión que ellos han construido entre ellos. Esta iluminación nos corrige, y podemos evitar el camino del sufrimiento y las privaciones que la gente siguió en el pasado, sin despertar la Luz, sino sometiéndose al sufrimiento para que esta les ayude a destruir su ego.

No podemos seguir este camino. Somos débiles e incapaces de luchar contra nuestro ego directamente. Podemos hacerlo despertando  la red de conexión ya existente. Es como si nosotros estuviéramos en los brazos de los cabalistas del pasado, como un bebé recién nacido en brazos de una madre cariñosa, y ellos cuidan de nosotros.

Nos conectamos con sus manuscritos, especialmente con El Libro del Zohar, los textos del Arí y del Baal HaSulam, y recibimos de ahí la Luz, el cuidado de estas grandes almas.

(43274 – De la 2º parte de la lección diaria de Cabalá del 5/17/2011, El Libro del Zohar)

Material Relacionado:
El conocimiento es transmitido en cadena
La Cabalá: Desde Abraham hasta la actualidad
Creyendo en los sabios

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Próximas Entradas: