El Perpetuum Mobile de la creación

Nuestro deseo de recibir placer crece y cambia constantemente. Un Perpetuum Mobile existe dentro de él que gira constantemente y abre un nuevo nivel de recibir placer tras otro.

Si no corrijo mi deseo de recibir placer según este motor, para que este deseo se llene de Luz, este deseo desarrolla para mí oscuridad y me siento peor. Pero el motor sigue girando. Y yo, al no corregir el deseo anterior, tardo y no puedo corregir mi estado actual. Esto hace mi vida mucho más desagradable y difícil. Día tras día me siento peor.

Por lo tanto, si uno entiende que no puede esperar algo más del Creador y que todo debe provenir de la criatura, que la naturaleza organizó todo de esa manera para que se revele  ante nosotros todo nuestro deseo de recibir placer  y nosotros solo debemos intentar alcanzar la corrección, entonces este hombre tiene una percepción correcta de la realidad. Todo depende de nosotros mismos. El balón está en nuestras manos.

(43568 – De la 3º parte de la lección diaria de Cabalá del 5/13/2011, “Introducción al Prefacio de la sabiduría de la Cabalá”)

Material relacionado:
La naturaleza se congela y espera tu decisión
Descendiendo en orden, ascendiendo por decisión personal
El complicado camino del alcance de la simplicidad divina

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta