En la frontera de la Luz y el Kli

Pregunta: En el Libro, “Prefacio a la sabiduría de la Cabalá”, Baal HaSulam escribe que el deseo de recibir en todas sus variaciones estaba incluido inicialmente en el Pensamiento de la Creación. ¿Qué significa esto?

Respuesta: Esto significa que no existe nada nuevo en el mundo. Nosotros simplemente descubrimos o revelamos lo que ya existía. Todas las formas están incluidas inicialmente en el deseo; todas las Luces ya están presentes en la Luz.

Entonces ¿Qué hay de nuevo aquí? Lo que nacerá entre ellos es un Hombre. Él aparecerá en la frontera, anhelando hacer la conexión correcta entre las Luces y las vasijas.

Pero hasta entonces él necesita que ellas sean diferentes, ocultas. Él mismo las conectará en cada nivel: un poco de deseo seguido por un poco de Luz, una y otra vez. Es precisamente el hombre quien determina la forma de su unificación de manera que su unión sirva de otorgamiento.

Yo tomo un deseo (tanto como pueda) y la Luz (lo que sea necesario para la corrección), y a través de mi esfuerzo, creo una correlación entre ellos la cual asegura la recepción por el bien del otorgamiento. Esta es la forma que se convertirá en la forma de Hombre, y la cual contendrá la vasija y la Luz, los dos orígenes: “existencia desde la existencia” y “existencia desde la ausencia”. Así es como se forma el hombre.

Se deduce que la gran variedad de Luces y vasijas están incluidas en el diseño original. Sin embargo, su conexión correcta, la cual es la forma del Hombre, no está predeterminada. A cada momento debemos verificar esta forma y exigir que esté actualizada.

(43877 – De la 4º parte de la lección diaria de Cabalá del 5/24/2011, “Prefacio a la sabiduría de la Cabalá”)

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Entradas Previas: