“Engañosa es la gracia y vana la hermosura”

Baál HaSulám, carta 19: “En la misma mujer…” “… engañosa es la gracia y vana la hermosura; pero la mujer temerosa del Señor, esa será apreciada”. Esto significa que durante la preparación, la belleza y la gracia aparecen y la esencia de perfección, que uno anhela y añora. Sin embargo, en el momento de la corrección, cuando “la tierra esté llena del conocimiento del Señor”, entonces, “Yo veré un mundo opuesto”, porque solo el temor y el anhelo son la esencia de la perfección deseada. Entonces uno siente que durante el tiempo de preparación se estaba mintiendo a sí mismo.

Pregunta: ¿Por qué se dice que durante el tiempo de preparación estamos mintiéndonos a nosotros mismos?

Respuesta: Esto es así porque yo estaba anhelando algo que era una mentira. Y mientras sufría, no me daba cuenta que este sufrimiento era de hecho llenado. Esto significa que tan pronto como cambio mi actitud hacia lo deseado, descubro que estoy en el mundo del Infinito. Esto es considerado como “Comerás lo que está viejo”. Yo revelo un infinito llenado en mi presente estado.

Esto es descrito como si antes hubieras estado mintiéndote a ti mismo, pensando que no tienes el llenado deseado y que necesitas alcanzarlo. Pero no tienes que adquirir ninguna otra cosa, excepto la corrección de tus deseos. Tú ya estás en la condición perfecta misma, sólo que no pueden verla porque carecen de las propiedades de percepción, los deseos corregidos.

(41874 – De la 1º parte de la lección diaria de Cabalá del 5/01/2011, Baál HaSulám carta 19)

 

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta