Eso no es lo que ella pidió

Hay un programa especial en la Luz superior que actúa sobre el deseo de disfrutar creado simplemente como material de partida, completamente sin vida como plastilina o arcilla. El mismo proceso de desarrollo por medio de las cuatro fases y de la fuerza, aseguran que este desarrollo está incorporado dentro de la Luz.

Es decir, la Luz crea el deseo “desde la ausencia”. La Luz lo contiene todo. Es la fuerza de otorgamiento la que desarrolla el deseo de disfrutar gracias a su capacidad de darle más y más, tanto en cantidad como en calidad.

La Luz, que afecta el deseo, crea nuevas necesidades en ella todo el tiempo. La fase 2 (Bet) se separa de la fase 1 (Alef), precisamente porque esta siente la carencia. Después que la Luz la llena, se abre de repente un vacío en ella, y entiende que este llenado no le trae nada.

Ella piensa: “¿Qué pasó? He sido inundado con la Luz de Jojmá (Sabiduría), pero ¿me siento lleno? No, me siento completamente vacía”. “Pero ¿no estás llena de la Luz de Jojmá?” “No, yo no la siento”.

La fase Alef parece estar diciendo: “¿Qué clase de llenado es este? ¡Esto no es llenado, sino vacío! Quiero algo más. Quiero estar lleno de la Luz de Jasadim (Misericordia). Me trajiste un regalo que tú querías, pero yo quería algo completamente diferente. Esto no es lo que pedí”. (Muchos, tal vez, han escuchado esto de sus esposas.)

Esencialmente, la Luz que llena la criatura, la vacía para un grado mayor. La Luz satisface el deseo en el nivel 1, pero a causa de ello, el deseo se siente vacío. Sólo la Luz puede hacer tales trucos. Ojalá pudiéramos aprender estas técnicas para la crianza de los hijos.

(44256 – De la 3º parte de la lección diaria de Cabalá del 5/30/2011, Talmud Eser Sefirot)

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Próximas Entradas: