Juega el juego del otorgamiento

Yo percibo la imagen de la realidad exclusivamente por medio del prisma de mi deseo egoísta. Parece que hay cierta realidad fuera de mí. Según mi percepción, yo siento como si fuera un cuerpo solido ocupando cierto volumen.

Estoy siendo afectado por el calor y el frio, gravedad, viento, olas y muchos otros factores. Así, yo siento cierta realidad fuera de mi, aunque solamente cuando sus efectos se manifiestan en mi cuerpo. La fuente misma esta fuera de mi alcance. Justo a mi lado, puede estar ocurriendo el día del juicio final, pero si no ha sido lanzado en mi campo de visión, yo no lo percibo. ¿Quién sabe cuántas dimensiones me rodean y que grandes eventos se están llevando a cabo? Yo simplemente no tengo receptores para esto.

Yo vivo en mi realidad, entre otras múltiples realidades que existen paralelamente entre ellas. De igual manera, dos ondas pasan una tras otra sin ningún contacto ya que son transmitidas en diferentes rangos. De igual forma, entre múltiples mundos, yo vivo en mi mundo, en la parte del todo que soy capaz de percibir.

Pero llega un momento en el que yo comienzo a sentir mi mundo como estrecho y pequeño. Sufro viviendo en el. Y entonces soy traído a un grupo, a un guía en el camino y a las instrucciones y libros para que pueda experimentar todos los otros mundos,  los cuales no percibo aun, a pesar de que estoy en ellos. En conjunto, esta sabiduría es llamada Cabalá, la ciencia de la percepción, sensación y revelación.

La realidad de la creación en todo es la fuerza superior, el Creador. ¿Cómo lo puedo alcanzar, si no lo siento? Para hacerlo, se me dice que haga esfuerzos para desarrollar gradualmente mis órganos sensoriales. De otra manera, no seré capaz de trabajar con ellos. Tengo que aprender a controlarlos y manejarlos para poder explorar después la enorme realidad externa con su ayuda.

¿Cómo lo hago? Los cabalistas nos dicen: “Nosotros descubrimos que puede hacerse por la vía del ejercicio, si tu practicas con ellos dentro del marco de tus relaciones con los amigos. Ellos tampoco sienten la extensa realidad, pero pueden comenzar a jugar un juego entre ustedes. Comiencen a unirse, a cuidar el uno del otro, a construir una sociedad donde todos se motiven unos a otros a otorgar, a ama y a corresponderse.

Es similar a elevarte por sobre tu egoísmo y aun que en realidad es solo un juego y tu eres movido por el ego, aun los esfuerzos desarrollaran nuevas tendencias en ti. Debido a estas nuevas impresiones, tú avanzarás. Aun si el otorgamiento y la unidad están lejos del alcance, sigue jugando, actúa en este pequeño mundo tuyo.

¿Para qué necesitamos esto? Lo necesitas para sentir la carencia, para ordenar lo que tienes y lo que te falta. Estos nuevos detalles de percepción crearán una cierta actitud en ti, y descubrirás  que estás saturado con nuevas sensaciones, es decir, específicamente para la nueva dimensión. De repente tú te darás cuenta de que verdaderamente es posible existir no en tu mundo, que está absorto en la recepción y el consumo, sino en los enormes mundos exteriores donde todo es al revés.

¿Qué significa “al revés”? ¿Cómo puedo experimentarlo? Lo sentirás concretamente cuando jueguen entre ustedes. Entonces todos sentirán que hay cierta propiedad fuera de ellos, una propiedad dirigida hacia los otros. Incluso si lo alcanzas de manera egoísta, como los niños cuando juegan sus juegos de ser corredores de autos, pilotos o vaqueros, lo cual los desarrolla, así avanzas en tu vida.

(41154 – De la 4º parte  de la lección diaria de Cabalá del 4/21/2011, Escritos de Rabásh)

Material Relacionado:
De la ilusión virtual a la realidad espiritual
Todo depende del enfoque correcto
Despierta

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta