La separación trae un descenso, la unidad un ascenso

Baál HaSulám, Shamati, articulo 34 “El beneficio de una tierra”: Cada forma apunta hacia otra forma (espiritualmente opuesta). Así que, todos los descensos en los que uno siente la separación (de los otros y dentro de ellos, de la unificación con el Creador) son una oportunidad para discernir entre algo y su opuesto.

En otras palabras, uno debe aprender el beneficio de los ascensos desde los descensos. De lo contrario, uno sería incapaz de apreciar la importancia de haber sido acercado desde el Arriba, y de los ascensos que le son dados… (Como esta dicho:) “Tanto como la Luz supera a la oscuridad”.

Después de todo, solamente a partir de la separación podemos valorar la unidad entre nosotros y estimar el alcance de nuestra unión como un alcance del Creador, de la fuerza superior. Tenemos que tratar de dar las definiciones correctas: La separación entre nosotros es un descenso, mientras que la unidad entre nosotros es un ascenso. La separación, lo cual significa un estado de descenso, debe traernos la sensación de la ausencia de Luz, mientras que un ascenso debe sentirse como la presencia de la Luz superior, la Luz de otorgamiento y amor.

Tenemos que interpretar correctamente las propiedades espirituales, las definiciones espirituales. Entonces, gradualmente comenzaremos a adaptarnos a ellas y comenzaremos a ver el valor espiritual más elevado en las palabras tan odiadas por nosotros hoy: “unidad”, “amor”, y “adhesión”.

Solo entonces puede uno acceder y considerar el asunto de la adhesión, por el cual el deleite y el placer en el Pensamiento de la Creación pueden ser adquiridos, y esto es “Su deseo de hacer el bien a Sus criaturas”.

(41832 – De la Lección 8, Convención WE! del 4/3/2011)

Material Relacionado:
Mira lo que se siente al ser como el Creador
El alcance particular y el general
Todas las almas se reúnen dentro de mí

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Entradas Previas: