Las diversas caras del deseo

Existe sólo un deseo de recepción que se presenta a nosotros en diferentes formas

hasta la forma final, la actual forma que sentimos hoy. Todas nuestras sensaciones no son más que el deseo de recibir placer en el que existen diferentes caras. Veo el mundo lleno de gente y a mí mismo dentro de él, muchas cosas distintas, acciones, causas y consecuencia. Todo esto en general es el mismo deseo de recibir que está en el mundo espiritual.

Pero en ese caso este deseo asume una forma “material” que llamamos el cuerpo humano. Una forma más elevada la llamamos el alma, pero de todos modos se trata únicamente del deseo de recibir placer.

Todos los escalones son iguales según su materia, el deseo y según su llenado, la Luz. Y sólo el último escalón, el inferior, se distingue de los demás porque da al hombre la sensación de la separación de los otros escalones o incluso, le deja sin esta sensación en la realidad de este mundo. Este escalón tiene sus propios detalles de percepción, pero se perciben en relación con el deseo de recibir y la Luz, los cuales están en su estado más bajo.

(43883 – De la 4º parte de la lección diaria de Cabalá del 5/24/2011, “Prefacio a la sabiduría de la Cabalá”)

Material Relacionado:
Hay que recibir muchos deseos: buenos y diferentes
La separación trae un descenso, la unidad un ascenso
Cómo hacer realidad lo que se desea

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Próximas Entradas: