Las dos caras del Pensamiento de la Creación

Pregunta: ¿Cuál es la diferencia entre el Pensamiento de la Creación y el Creador?

Respuesta: Todo lo que decimos es con referencia a nosotros. No sabemos nada, excepto las cosas que suceden dentro de nuestro deseo. E incluso cuando revelamos la existencia de la Luz, “la existencia de la existencia“; la cual creó el deseo, “la existencia de la ausencia”, también basamos esto en el deseo que nos revela lo que ocurrió supuestamente antes de nosotros en este camino. Todos nuestros alcances provienen de la sensación de la materia dentro de nuestro deseo.

Por esta razón, cuando hablamos de la percepción, una sensación en el deseo, dividimos toda nuestra percepción en tres componentes:

  • El que percibe (Yo soy el perceptor),
  • Lo que está siendo percibido (lo que percibo del Creador),
  • De quien se está percibiendo (la fuente de la sensación, el Creador).

Mientras aprendo, mi capacidad de cambiar la percepción del Creador, a quién siento en términos de lo que Él quiere de una conexión conmigo, empiezo a tener una conexión con Él y a cambiar la relación entre nosotros. ¿Cómo sé qué estoy cambiando? Esto viene de mis sensaciones. ¿Cómo sé lo que Él siente y cómo reacciona al mismo tiempo? Esto también viene de mis sensaciones. Todo se basa sólo en mis sensaciones, no tengo otras cualidades de percepción. Todo existe sólo en el deseo.

Por eso decimos que HaVaYaH (el nombre de cuatro letras del Creador, “Yod, Key, Vav, Key”) son las cuatro etapas del desarrollo del deseo. La revelación del Creador en el hombre (o Creador de “Bo, Reh” es decir  “ven y ve”), ocurre sólo después de eso.

El mundo también existe sólo en nuestra percepción en forma de revelaciones u ocultamientos (“mundo” u “Olam” viene de la palabra “Alama” u “ocultamiento”). La escala de grados espirituales también existe dentro del hombre. El grupo, la humanidad, toda la realidad, el mundo del Infinito, todo está dentro de nosotros.

Pero, ¿qué puedo alcanzar a través de todos mis esfuerzos por aprender quién y qué soy, quién es el Creador, qué quiere Él de mí, y qué es mi conexión con Él? Como resultado de todos estos esfuerzos y de este el largo viaje, cuando nos damos cuenta de todas las posibilidades que se nos dan, alcanzamos una percepción única, un compromiso único, una sensación única, llamada “El Pensamiento de la Creación es darle contento a los seres creados”. Este plan lo incluye todo: Quién es aquél que complace a las criaturas, qué clase de placer es este, quienes son estas criaturas, todo.

El estado en el que alcanzamos el Pensamiento de la Creación se llama “el punto de adhesión” o “una gota de adhesión”, porque dentro nuestra percepción todo se centra en un punto del Pensamiento de la Creación. Lo alcanzamos a través de nuestros esfuerzos ya que deseamos unirnos con el Creador, y es por eso que llaman “una gota de adhesión.

(43964 – De la 3º parte de la lección diaria de Cabalá del 5/25/11, Talmud Eser Sefirot)

Material Relacionado:
La salida del laberinto del sufrimiento
Un amortiguador contra los golpes de la naturaleza
Precursores de la crisis moderna un breve estudio a partir del comienzo de la creación

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta