Muévete rápidamente a través de la etapa del ocultamiento

Un principiante es propenso a la lucha contra los obstáculos y a tratar de quitarlos del camino. Es incapaz de conectarse aun con el Creador a través de estos obstáculos y no puede ver que todo lo que está sucediendo en su vida proviene de Él.

Es por eso que él empuja los obstáculos del camino en su egoísmo y se enoja con los demás, mientras que quiere hacer una vida agradable, fácil para él, como es costumbre entre todas las personas en el mundo quienes aún no sienten la conexión con el Creador. Estos son los pasos iniciales en nuestro trabajo.

Pero después de que una persona se ha esforzado para entrar en el grupo, conectarse con el maestro y los libros, la Luz comienza a afectarlo más fuertemente. Y aunque no la siente, él ve cómo cambia internamente. De hecho, comienza a darse cuenta de su conexión con la fuerza gobernante, con la causa de todo lo que ocurre a su alrededor, la fuerza que existe en algún lugar de la naturaleza, dentro de él, y evoca sus deseos y pensamientos.

Hay algún factor interno que rigen en ella, y la persona empieza a establecer una conexión con él, tratando de entender por qué él está haciendo todo esto, para qué, y ¿cómo se supone que debe responder a este? La persona vive mucho tiempo hasta que llega a la sensación de que todo a su alrededor es provocado por algunas causas internas inculcadas por el Creador. Y entonces, él entiende que debe poner un gran esfuerzo en el grupo, la difusión y el estudio, para pasar pronto a través de este estado de ocultamiento.

Y cuando ya no olvida que todo viene de la fuerza interior que lo despierta y a través de la cual lo guía, su trabajo se vuelve más consciente, preciso y práctico. De esta manera, acumula gradualmente el deseo necesario para revelarlo a Él, quien organiza el mundo que nos rodea, para que esta conexión oculta sea finalmente revelada.

Pero después de esto hay más trabajo, que continúa hasta el final de la corrección por medio de obstáculos. La única pregunta es: ¿Con qué rapidez empieza la persona a reconocerlos y a utilizarlos como ayuda para lograr una conexión, adhesión, con el Creador?

Después de todo, la Luz ilumina nuestro deseo no corregido, revelando sus capas más profundas y más interiores, con cada nuevo grado. Esto es lo único que hace que sintamos dolor. Pero ¡el dolor es el síntoma de una enfermedad, del egoísmo que se despliega, de la corrupción! Sólo entonces recibimos una oportunidad de corregirnos y sentenciarnos a nosotros mismos y al mundo, a la escala de mérito.

Por lo tanto, es necesario trabajar sobre uno mismo para justificar cualquier estado que comencemos a sentir más profundo, más fuerte y más irritante. Cuanto más avance la persona, más grandes y profundos se le presentan los obstáculos, y más poderosos son los golpes. Pero al mismo tiempo, empieza a entender lo que está pasando, a pesar de que el justo también cae y se vuelve un “pecador” para poder elevarse y llegar a ser justo una vez más.

(42359 – De la 1º parte de la lección diaria de Cabalá del 5/6/2011, Escritos de Rabásh)

Material Relacionado:
¿Cómo me convierto en un Superman espiritual?
Aprendiendo a utilizar al faraón
No desesperes en su Bondad

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Entradas Previas: