No llores sobre la leche derramada

Pregunta: ¿Cómo se combinan los horrores del holocausto con el principio de “No existe nadie más que Él” y “Él es bueno y hace el bien”?

Respuesta: No existe nadie más que el Creador; Él es constantemente bueno y hace el bien, mientras que nosotros somos opuestos a Él. Y por lo tanto, al no reformarnos, provocamos el desarrollo y el reforzamiento de las fuerzas negativas. En el mundo, sólo nosotros poseemos libre albedrío. En la realidad, existe un balance de fuerzas. Sin embargo, en el proceso de explorarlas, el hombre tiende a involucrar sus propios resentimientos, dolores, e impresiones, así como preocupaciones y miedos, junto con la carga de su historia personal.

Cuando abordamos algo con nuestros propios instrumentos, debemos estudiar los fenómenos naturales en lugar de los factores subjetivos que nos hacen reír o llorar. Como un verdadero científico, yo estudio las fuerzas de la naturaleza que en nuestro mundo generaron una forma llamada nazismo ¿Quién lo hubiera anticipado? ¿Por qué ocurrió todo como ocurrió?

Esto es lo que arroja la investigación: una fuerza que es buena y hace el bien actúa sobre nosotros desde Arriba, y no existe nada más que eso. La Luz superior permanece en reposo absoluto; es invariable, y sus leyes son indiscutibles. Uno puede proporcionar muchas citas, y todas ellas sólo prueban una cosa: La fuerza del Creador y el programa de la creación no cambian con nuestro llanto. Son constates y se mueven mediante la maquinaria que nos lleva al final de la corrección.

Mientras más afines seamos a este proceso, mejor es nuestra condición. Mientras menos alineados estemos, más desgracias caen sobre nosotros y nos sentimos peor. Todo depende de nuestra elección.

En esencia, los golpes que recibimos nos ayudan en la corrección, pero de esa manera avanzamos por el camino de las dificultades y el dolor, que nos llevarán a nuestro destino en un tiempo designado. Si, no obstante, estudiamos el sistema y buscamos una oportunidad para adaptarnos a este, podemos avanzar junto con el sistema, de acuerdo con este. De esa manera, en lugar de ser golpeados, podemos evolucionar tomando un camino agradable de apresurar el tiempo.

De una manera u otra, todo depende de nosotros, de cómo nos integramos al mecanismo que nos hace avanzar hacia adelante a nosotros y a toda la humanidad. Más aún, somos los únicos que podemos hacerlo, a diferencia de todas las otras naciones. Antes que cualquier otra cosa, Israel debe convertirse en un modelo de humanidad nuevo, integrado, global, de “comunismo altruista”, como Baál HaSulám lo ha definido.

Al habernos preparado para ello, justificaremos nuestra existencia. Hemos sido elegidos sólo para esto. Sólo a través de un pequeño grupo el método de corrección puede ser traído al mundo.

Por lo tanto, no hay otra opción: O cumplimos con lo que se supone que hagamos, y entonces todo el mundo estará bien, o, Dios no lo permita, elegiremos el camino desagradable como ya ha sucedido en la historia.

No sirve de nada sentarse y llorar; tenemos que examinar y evaluar todos los factores y ser muy serios con esto. Esto es lo que caracteriza a las personas sensibles y sabias, a diferencia de los niños que sólo pueden llorar, que es exactamente lo que la nación está haciendo hasta ahora.

(42026 – De la 4º parte  de la lección diaria de Cabalá del 5/2/2011, Conmemoración del Día del Holocausto)

Material Relacionado:
La nación que no posee nada excepto una idea
Nuestro mundo es sólo un pasillo hacia lo espiritual
El mundo exige de los judíos la corrección

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Próximas Entradas: