Patrones espirituales

Pregunta: ¿Por qué la letra “Samej” en El Zohar se refiere a GAR (las tres Sefirot superiores) de Bina si las letras comienzan sólo con ZAT (las siete Sefirot inferiores) de Bina?

Respuesta: ¿Y cómo usamos las letras en nuestro mundo? ¿Realmente tenemos alguna conexión con ZAT de Bina, ZA (Zeir Anpin), y Maljut del mundo de Atzilut? Es sabido que las letras desde Alef hasta la Tet descienden de ZAT de Bina; de Yod a Tzadik de Zeir Anpin, y  Kuf, Reish, Shin, Tav de Maljut, mientras que las letras finales MaNTzePaj surgen del Parsá.

Todo termina en el Parsá del mundo de Atzilut, bajo el cual están los mundos de BYA (Beriá, Yetzirá, Assiyá). Bajo ellos tenemos este mundo, mientras que nosotros existimos incluso más abajo que eso, en nuestro mundo ¿Entonces cómo usamos las letras?

El punto es que en el mundo de Atzilut existe un patrón de acuerdo al cual cada parte de la realidad se divide aun más. Por lo tanto, no importa donde esté, puedo usar las letras de acuerdo con mi grado espiritual.

En Francia, por ejemplo, en la oficina internacional de pesos y medidas, BIPM, existe un metro patrón hecho de platino e iridio. (Por cierto, decidieron dejar de usar el modelo físico, y de  ahora en adelante, un metro es definido en base a la consistencia de la velocidad de la luz, como la distancia que viaja la luz en el vacío en un fracción de 1/299,792,458avo de segundo.)

Por lo tanto, en nuestro mundo existen patrones de medida con los cuales verificar nuestros dispositivos de medición. Esto nos permite medir objetos y distancias entre ellos en cualquier lugar. De la misma manera, existe el mundo de Atzilut, donde está el modelo clave o el patrón. Este gobierna cómo es dividido y medido todo en todos los otros mundos. Basados en este patrón, son construidos todos los otros grados en el mundo de BYA, cada uno de los cuales es una proyección del mundo de Atzilut, y es por eso que en ellos existen letras también.

Nuestro mundo es una proyección de los mundos superiores aun cuando su materia tiene una naturaleza totalmente diferente, egoísta. Por lo tanto, en nuestro mundo, también usamos letras. Aparte, usamos las palabras de nuestro mundo para describir los mundos espirituales, el así llamado “lenguaje de ramas”.

(44040 – De la 2º parte de la lección diaria de Cabalá del 5/26/2011, El Zohar)

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta