Sabemos qué hacer

Pregunta: ¿Cómo podemos diseminar la sabiduría de la Cabalá a las masas cuyos puntos en el corazón aun no han despertado? ¿Cómo mantenemos la Torá, es decir el método de corrección de la inclinación al mal?

Respuesta: En el final de la “Introducción al Libro del Zohar“, Baal HaSulam escribe que, básicamente, todos tienen este punto ya que tras la ruptura del alma colectiva, sus partes se han mezclado y se han incluido unas en otras. Sin embargo, algunos puntos son tan grandes que cuando despiertan, comienzan a tirar de una persona hacia el lugar adecuado donde puede recibir corrección y llenado. Mientras que otros puntos están ocultos, y tales personas son el 99% de la población del mundo.

Debemos dirigirnos a ellos de acuerdo a sus deseos actuales. A los que vienen a estudiar con nosotros, les hablamos del deseo de ir directo al Creador y les damos el método de revelarlo en conexión mutua con otros. Y con respecto al otro 99%, no tienen relación con ello, nada en común de ninguna manera. No necesitan la espiritualidad, nos miran con total sorpresa, incapaces de entender lo que nos hace falta: hay futbol, hay internet, todo está bien.

Y aun así, ellos tienen problemas y experimentan dolor. Hoy en día, el mundo entero está hundiéndose en un torbellino, y no es nuestra culpa. Por nuestra causa, el Creador no agita las crisis, no causa desastres, ni pone a la humanidad bajo la amenaza del agotamiento de los recursos naturales. Lo hace por ellos.

Nosotros avanzamos sin necesitar estas crisis ya que hay una fuerza que nos lleva hacia adelante. Pero para ellos, debe haber una fuerza que los empuje desde atrás. Esta fuerza es el sufrimiento.

Así, cuando nos dirigimos a las masas, tenemos que ofrecerles un método de cómo resolver la crisis global en todas las áreas de la vida, incluyendo la familia, la educación, el abuso de drogas, depresión, economía, cambio climático, y así sucesivamente. Poseemos un método que hace posible corregir todo lo que está mal para poder sentirnos bien en esta vida, en este mundo.

No decimos ni una palabra acerca del mundo futuro ya que las personas no tienen ninguna necesidad de ello. Si escuchan de nosotros cualquier cosa acerca del asunto espiritual, nos  desecharán como místicos o locos. Por lo tanto, necesitamos acercarnos a ellos apropiadamente: sin mencionar la Cabalá, al Creador y al ser creado, el propósito de la creación, y todo eso.

Simplemente tenemos un método, un instrumento que puede corregir el mal estado actual, la crisis que está consumiendo el mundo entero. Tenemos algo que ofrecerles; sabemos qué hacer. Nadie lo sabe excepto nosotros.

(42958 – De la 4º parte de la lección diaria de Cabalá del 5/13/2011, “La Libertad”)

Material relacionado:
La conversación entre el creador y su amada creación
A medida que la crisis se profundice, el mensaje de la Cabalá se volverá claro
Momentos de Cabalá – “Sociedad espiritual”

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta