Ser un modelo para las naciones

Pregunta: Durante el holocausto, no solo los ideólogos si no también la nación entera odiaba a los judíos…

Respuesta: Pongámoslo de esta manera: La nación entera quería aceptar las ideas del genocidio sin sentir ninguna lastima ni culpa. Es una guerra, una guerra ideológica, en la cual la victoria puede ser alcanzada solo de una forma: exterminando a la nación que tiene una idea opuesta.

Hoy en día, decenas de personas pueden tomar el mismo curso que antes tomaron los alemanes. Y todos sentirán instantáneamente esto, lo primero y lo más importante, los judíos son sus rivales y enemigos. Además, no importa con que país vecino estará luchando una nación: “Tenemos una guerra aquí, pero todo es culpa de los judíos”.

Cualquier nación que escoja el camino del fascismo atacará inevitablemente a Israel con ideología. Esto está programado en la naturaleza; no hay nada que podamos hacer al respecto.

Por eso, nuestra única responsabilidad es acelerar la corrección. Debemos corregirnos y unirnos, convertirnos en modelos y en “una luz para las naciones”. Y entonces ellos entenderán que este es el ejemplo correcto, perfecto el cual no solo provee una solución en el nivel de este mundo, sino que además eleva a la persona al grado espiritual, a la vida eterna.

Habiendo demostrado tal modelo, seremos capaces de prevenir la tercera y la cuarta guerra mundial  y todas las desgracias  que le seguirán. No hay otra solución. Y por lo tanto, todos los que entienden el peligro que está amenazando a la nación judía entera y a toda la humanidad, deben participar en la corrección con toda su fuerza y corazón.

(42029 – De la 4º parte  de la lección diaria de Cabalá del 5/2/2011, Conmemoración del Día del Holocausto)

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Próximas Entradas: