Una actitud apropiada hacia la Luz: entrada y salida

La criatura se desarrolla de diferentes maneras y en diferentes niveles. En general, existen cinco de estos niveles. Sin embargo, cada nivel se divide en otros cinco y estos a su vez se dividen nuevamente, y así hasta el infinito. La clave en todo este proceso es una sencilla acción, como está escrito: “La expansión de la Luz y su salida hacen que la vasija sea digna de su tarea”.

Si queremos generar cualquier cualidad o reacción, bien sea en favor o en contra de la recepción, en favor o en contra del otorgamiento, o en favor o en contra de la intención, de cualquier manera, debemos evocar en esa forma, en estos detalles de percepción, desarrollo y sus interrupciones, la recepción de la Luz y sus salidas, una apertura y un cierre. Entonces, a través de estas dos acciones opuestas, recibiremos la impresión correcta: un nuevo deseo.

En otras palabras, quiero elevarme desde un primer deseo hacia un segundo deseo de mayor calidad. Quiero cambia mi cualidad, ser más sabio, más generoso, un mejor observador, más sensible. Entonces, solo necesito evocar una acción: dejar que la Luz se difunda a través de mí y luego me abandone. Esta acción ocasionará cambios cualitativos en mi deseo, lo que me hará entender más, sentir más, y observar más cosas en comparación con lo que había observado anteriormente.

Todas mis acciones deben estar muy enfocadas en enviar el impulso preciso dirigido a evocar la entrada y la salida de la Luz. Por lo tanto, determino la velocidad de mi desarrollo. Cuando quiero alcanzar un nuevo detalle en los grados espirituales, ascender por la escalera, elevar mi cualidad, esto sólo se puede hacer a través de la expansión y la salida de la Luz. Esta es la manera como se construye una mejor y más elevada vasija, una digna de su nuevo propósito.

Por lo tanto, vemos que somos capaces de elevarnos constantemente. Naturalmente, utilizamos factores externos: la fuerza de la Luz y la fuerza del deseo. Sin embargo, somos los que las activamos.

(43977 – De la 4º parte de la lección diaria de la Cabalá del 5/25/2011, “Prefacio a la sabiduría de la Cabalá”)

Material Relacionado:
En la frontera de la Luz y el Kli
La vergüenza que nos impide retroceder
Una oportunidad para dar el siguiente paso

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Próximas Entradas: