Una red que envuelve todo el Universo

Pregunta: ¿Qué significa que cada uno, de los 9 estudiantes de Rabí Shimon representaron una Sefirá separada? ¿Pueden los cabalistas como estos, existir en nuestro tiempo también?

Respuesta: Los diez Cabalistas que hicieron posible escribir El Libro del Zohar son las 10 Sefirot  principales. Cada uno de ellos, al alcanzar la raíz de su alma, entiende que pertenece a una de las diez Sefirot principales, y entonces, su unificación interna produce una fuerza tan enorme que ellos pueden revelar plenamente la Luz superior y  “rociarla” sobre nosotros. Por eso, este libro se llama “El Zohar”, de acuerdo al nombre de la Luz que brilla en la parte superior del mundo de Atzilut (GAR de Atzilut).

No creo que hoy necesitemos cabalistas de una estatura tan alta. Ellos ya lo han revelado todo, han iluminado todo el sistema de las almas, y entonces todos los otros cabalistas se unieron al mismo sistema. Esto produjo una red completamente corregida de almas en el interior del sistema común de las almas, que aun no están corregidas.

Ahora, si nosotros mismos queremos corregirnos, entonces es suficiente que leamos El Libro del Zohar, y tanto como podamos, con todas nuestras fuerzas, que tratemos de unirnos a sus autores, a sus almas, así como a los cabalistas, que los siguen. Ellos se convirtieron en la parte corregida en el sistema común de las almas, y si queremos unirnos a ellos, entonces seremos capaces de usar todas las Luces y fuerzas que actúan en su unificación mutua. Así podremos utilizar la Luz del Libro del Zohar.

Esencialmente, ¡ya lo hemos recibido todo! Ya existe un sistema de corrección de las almas dentro del sistema que todavía no se ha corregido. Tenemos el libro a nuestra disposición y toda la ciencia de la Cabalá en general, la cual estudiamos por medio del método de Baal HaSulam. ¡Esto es suficiente para nosotros!

Está claro que aún habrá nuevas revelaciones, explicaremos todo más y entenderemos mejor lo que está escrito en este libro. Pero desde arriba ya lo hemos recibido todo para completar nuestra corrección.

La Cabalá es estudiada en un grupo. Y cada persona en el mundo que siente que tiene que corregir su alma y aspira a revelar el por qué existe, dónde está la raíz de su vida y su razón, eventualmente encontrará su camino en la misma red, en uno de nuestros grupos. Allí comenzará a revelar lo que estamos haciendo y cómo revelar la raíz del alma, cómo revelar el sistema espiritual en el que existimos, a pesar de que estamos allá en un estado inconsciente, por ahora. Entonces, ¿cómo podemos realizar este sistema?

Cuando llegamos al grupo y empezamos a estudiar, entonces, en un primer momento vemos gente ante nosotros. Pero entonces, después de haber estudiado durante algún tiempo, empezamos a entender que estas no son personas, sino una red interna de conexión que nos une.

Por ahora este sistema es disfuncional, pero estamos tratando de revelar una cierta conexión en él, en busca de una fuerza que pueda corregirnos, hacernos una persona con un corazón, llevarnos a amar al prójimo, a la garantía mutua y a la unificación mutua.

Esta aspiración mutua de los unos hacia los otros de revelar la conexión entre nosotros en la unidad de los corazones, nos trae a la sensación de esa red. Sentimos que existe. De repente empezamos a sentir que está presente. Y entonces, dentro de este sistema de conexión nos vemos a nosotros mismos y a todos los grandes cabalistas que entran en esta red como sus elementos corregidos y la apoyan, conduciendo la Luz dentro de este sistema, alimentándolo por medio de la Luz de la unificación, el amor, y la participación mutua entre todos sus elementos.

No importa cómo nos sentamos juntos: de manera física o virtual. Lo más importante es que nos sentimos y queremos formar parte del mismo sistema, unirnos a los cabalistas. Y si leemos el Libro del Zohar, entonces jalamos la alimentación, la fuerza, la comprensión y la sensibilidad espiritual de las almas, de esa red corregida, al igual que los niños se jalan de los adultos. Esto nos permite volvernos nosotros mismos parte de ese sistema y alcanzar la reciprocidad, la conexión, y las concesiones, cancelándonos nosotros mismos y uniéndonos con todos.

(Del programa sobre Lag BaOmer del 17 de Mayo del 2011)

Material Relacionado:

La esclavitud egipcia tan grande como el universo

El secreto del sistema integral

La vida en la red del universo

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta