¿Por qué Abraham?

Baal HaSulam, “Matan Torá” (la entrega de la Torá), ítem 5: En primer lugar debemos entender por qué la Torá fue dada específicamente a la nación de Israel y no a todos los pueblos del mundo por igual. ¿Hay allí, Dios no lo quiera, nacionalismo involucrado?

Como sabemos, la Torá da una respuesta negativa a esta pregunta. Esta explica que Abraham, el antepasado del pueblo de Israel, era un sumo sacerdote en la antigua Babilonia, entre las personas que estaban muy lejos de conocer la realidad del Creador. Él reveló la metodología cabalística como por casualidad, aunque, obviamente, él ya estaba bastante desarrollado internamente.

Hubo diez generaciones desde Adam, el primer hombre que reveló el mundo espiritual, hasta Noé y luego otras diez generaciones hasta Abraham. De hecho, estamos hablando del desarrollo interno de los puntos en el corazón, el primero de los cuales fue Adam. Es posible imaginar este proceso como círculos concéntricos, que irradian desde el centro hacia fuera. La vigésima ronda del desarrollo del deseo está representada por Abraham.

Por lo tanto, Abraham ya tenía un trasfondo, la base interna de preparación que fue creada inicialmente en el grado de Adam. El nivel de Abraham era muy alto. Mientras que Adam reveló al Creador con un pequeño deseo de recibir, Abraham Lo reveló por encima del gran deseo egoísta que surgió en Babilonia. Por un lado, tenía la base necesaria, y por el otro, la carga del corazón. Como es usual, una es compatible con la otra.

Como resultado, Abraham fue capaz de entender y desarrollar la metodología cabalística, mientras que Adam, con una pequeña vasija y una pequeña Luz que no había crecido aun, no pudo desarrollarla, divulgarla, explicarla y llevarla a la gente.

Baal HaSulam explica el orden de desarrollo global que se divide en tres fases de dos mil años cada una: HBD (Jojmá, Biná, Daat), HGT (Hesed, Gevura, Tiferet), y NHY (Netzah, Hod, Yesod). A pesar de que las vasijas limpias de los primeros cabalistas están cerca de la Luz, es imposible revelar el método sin deseos grandes, feroces que demandan para su revelación mayores Luces en la riqueza de detalles.

Esencialmente, es claro para nosotros que para revelar el método a una cierta profundidad, se necesita grandes deseos, gran egoísmo, contra el cual se revela la gran Luz. Sólo entonces tendremos la oportunidad de presentar cosas nuevas para entender.

Es por eso que Abraham se convirtió en el fundador del método de corrección. No podía ser descrito adecuadamente antes de él porque aun no había nada que corregir. Las condiciones en Babilonia se convirtieron en la base. El punto en el corazón se despertó en Abraham y en miles de sus estudiantes, y se dirigieron a la tierra de Canaán, al deseo destinado a la corrección, por lo que esta podría convertirse en la tierra de Israel en el futuro.

Babilonia es un deseo corrupto que revela la parte que puede ser corregida. El trabajar en esta parte la convierte en la tierra de Canaán. Con el tiempo, el deseo egoísta aparece en ella, y se convierte en Egipto, luego en el desierto, y, finalmente, a la tierra de Israel.

(46050 – De la 5º parte de la lección diaria de Cabalá del 6/21/11, “Matan Torá (la entrega de la Torá)”)

Material Relacionado:
Abraham, ¿Quién eres tú?
¿Dónde está el “Grupo de Abraham” hoy?
Descansando en los brazos de los grandes cabalistas

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Próximas Entradas: