¿Qué deseo está hablando en mí?

Pregunta: ¿Cómo puedo aclarar a qué deseo estoy sirviéndole?

Respuesta: Si no internalizas el deseo del grupo de forma intencionada y consciente, indudablemente vives según las órdenes de deseos extraños. Sigues las órdenes de la moda, las directrices marcadas por los medios de comunicación, y todo lo que llega a ti desde las cuatro esquinas del mundo: “Ve allí, piensa de esta manera, compra esto”, y así sucesivamente.

Sólo un deseo es tuyo: Es cuando recurres al grupo y deseas recibir el deseo de tus amigos. En este caso, eres tú quién elige el deseo de ellos, y este te lleva a la revelación de tu alma.

Aparte de esto, nunca tienes tu propio deseo. Sólo el Creador tiene un deseo auténtico que se ha originado en sí mismo y nunca ha estado en nadie más. Nuestros deseos siempre vienen de fuera.

Por lo tanto, mi elección está en decidir a qué deseo le doy el derecho de voz: a una tendencia vana o a un deseo en particular de un grupo en particular, que está dirigido hacia una dirección en particular. Yo pongo mis esfuerzos para llegar a ser impregnado con este deseo y para trabajar de acuerdo con él. Esta es mi única elección. El deseo en sí mismo nunca es originalmente mío: Es llevado por los vientos del mundo o adquirido del grupo, del entorno correcto.

(44927 – De la 4º parte de la lección diaria de Cabalá del 6/6/2011, Escritos de Rabash)

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Entradas Previas:

Próximas Entradas: