¿Qué es una vasija (deseo) espiritual?

Baal HaSulam, El Estudio de las Diez Sefirot, parte 1, “Tabla de preguntas y respuestas para el significado de las palabras”: Pregunta 25. [Que es una vasija espiritual] Kli. El deseo de recibir en el ser emanado, es el Kli.

Sin embargo, el deseo de recibir solo no es suficiente: Sabemos que requiere de la intención para otorgar. En otras palabras, el deseo necesita ser corregido, complementado.

Esta vasija espiritual es creada inicialmente como deseo: el lugar para recibir el llenado. Pero después, este cambia y construye una nueva vasija sobre sí mismo, la cual es considerada como la “pantalla” y la “Luz Reflejada”.

Antes de la Primera Restricción (Tzimtzum Alef), el deseo de recibir del ser emanado, sirvió como vasija para la Luz. Pero después, por la decisión de los inferiores y con la aprobación del superior, la vasija para la Luz puede solo ser la pantalla y la Luz Reflejada creada por el ser emanado, en lugar de su deseo primordial de recibir placer que este ha rechazado como defectuoso para recibir la Luz.

El deseo es un material crudo que nos es entregado desde Arriba por medio de la información de los genes (Reshimot),  la influencia de la Luz superior. No depende de la criatura. Pero esta dice: “Yo rechazo esta vasija que me ha sido dada para recibir los regalos y ¡me reúso a trabajar de esta manera! ¡Yo no quiero este deseo egoísta que me controla como un instinto ciego!” No quiero olvidar quien soy  y solo hacer irreflexivamente lo que sea que me plazca. Quiero hacer cada movimiento con entendimiento, de manera consciente, sobre mi propia revisión y de acuerdo con mi decisión”.

“Esta es la forma en la que deseo estar ahora, a partir de hoy y para ¡siempre! Por favor ayúdame a volverme así, ¡te lo suplico! No deseo continuar como una bestia; deseo volverme ¡humano! Ser humano significa saber quién eres y tomar tus propias decisiones. ¡Por favor dame esta oportunidad! A partir de ahora, déjame reconocer que la vasija (deseo) que Tu creaste en mi es inadecuada. Dame la oportunidad de escoger primero por mi mismo como usarla. Y entonces, la pantalla y la Luz Reflejada se volverán la vasija.

“Yo Te suplico que Tu construyas esta vasija para mí, la cual yo no poseo de manera natural. Yo odio mi naturaleza egoísta que me hace actuar inconscientemente. No la quiero. Quiero estar consciente de que es lo que está pasando conmigo desde el comienzo hasta el final y escoger por mí mismo”.

En este caso, yo recibo una oportunidad para tomar opciones claras,  precisas y supuestamente finales en cuanto a todo lo que se refiere a mi naturaleza: acerca de la recepción y de nuestra relación con El, lo cual será considerado como mi vasija espiritual. Es un dispositivo que yo creé para ser capaz de recibir los regalos del Anfitrión.

El deseo primordial permanece puesto que sin él, es imposible hacer algo. Pero en lo que me concierne, yo no deseo usarlo para actuar. El nuevo deseo requiere que yo aprenda cómo me siente el Anfitrión y cómo puedo yo volverme similar a Él y revelar mi deseo primordial solo en concordancia con esto.

Esto significa que no rechazamos el deseo natural como es, sino solamente su uso “tradicional”.

(46142 – De la 3º parte de la lección diaria de Cabalá del 22 de Junio del 2011, Talmud Eser Sefirot)

Material Relacionado:

Una oportunidad para dar el siguiente paso

“Film desarrollador” hecho de la luz de otorgamiento

Los deseos de los otros conforman el recipiente de mi alma

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta