entradas en '' categoría

De la separación hacia la unidad

La sociedad humana está dividida en dos partes. Las personas que han despertado su punto en el corazón comprenden una pequeña parte de la humanidad: esos somos nosotros. El resto de las personas no tienen el punto en el corazón, sin embargo un poderoso deseo egoísta está concentrado en ellos.

Dos fuerzas, la positiva y la negativa, actúan en nosotros. Avanzamos cuando creamos una conexión entre nuestro ego y el deseo de alcanzar el mundo espiritual, el cual desarrollamos a través del estudio y de las fuerzas que recibimos del entorno. La conexión que se crea al combinar estas dos fuerzas se denomina la línea media.

El resto de las personas, como explica la ciencia de la Cabalá, gradualmente se nos unirán, sintiendo que no hay alternativa: su egoísmo sufrirá, exigiendo llenado todo el tiempo. En el transcurso del desarrollo humano, el egoísmo del hombre ha estado creciendo constantemente y tratando de llenarse a si mismo tanto como le ha sido posible. Hoy en día, cuando el ego humano ha perdido la esperanza de obtener llenado, enfrenta una crisis.

Esto anima a las personas a acercarse a nosotros, aunque no sepan a quien contactar ni cómo hacerlo. Para facilitar su camino, tenemos que propagar la sabiduría de la Cabalá y explicarles que existe un método para corregir la crisis. Cuando se unan a nosotros, juntos comenzaremos a trabajar en la línea media y así alcanzaremos el mundo del Infinito.

¿Qué ganaremos como resultado de esto? Alcanzaremos la eternidad y la perfección. Nos elevaremos por encima de nuestra realidad, por encima del punto de creación de nuestro Universo y de todo nuestro mundo, hacia la realidad superior.

En la actualidad, el punto en el corazón está despierto en muchas personas: Ya existen millones de ellos. Y las personas cuyo punto en el corazón aun no se ha revelado, sienten la crisis además del egoísmo. Ellos sienten que carecen de una fuerza positiva, sin la cual no pueden vivir. Ellos saben que tienen que corregir la crisis, sienten que la solución está oculta en la unidad, pero no saben cómo hacerlo.

En un mundo global e integral, todo tiene que estar unificado, y la naturaleza nos lo demuestra. Hoy, nos muestra que tenemos que alcanzar el mundo del Infinito, que somos un todo. Esto es precisamente lo que la crisis encubre y hacia donde apunta y nos dirige.

En las personas que deben dirigir a la humanidad hacia este objetivo, la crisis les revela el punto en el corazón, una fuerza positiva, que pueden obtener del grupo y de los estudios. Con esta ayuda, pueden avanzar hacia el mundo del infinito de manera independiente. Y aquellos a quienes la crisis no les da la fuerza para la unificación, pero sienten que carecen de esta fuerza, obtendrán explicaciones gradualmente de aquellos a quienes el punto en el corazón se les ha despertado, se les unirán, y juntos buscarán la meta.

(45051 – De la Lección 2, Convención en España del 6/4/2011)

Material relacionado:

Una infusión de la fuerza de unidad
A regañadientes, hacia la unidad
La separación trae un descenso, la unidad un ascenso

Los cabalistas en el amor por los demás y en el amor por el Creador, Parte 8

Queridos amigos, por favor, hagan preguntas acerca de estos pasajes de los grandes cabalistas. Los comentarios entre paréntesis son míos.

La oración de muchos

Es como nuestros sabios [un sabio es quien ha alcanzado el Creador] dijeron: “Cualquiera que se entristece por el público [como por sí mismo y antes que él mismo, precisamente por esta razón] es recompensado y ve el consuelo del público”. El público es llamado “La Santa Shejiná (Divinidad) “, puesto que público significa un colectivo, es decir, la congregación de Israel, porque Maljut es la colección de todas las almas. [Es decir, aquel que se esfuerza por la corrección del alma colectiva merece el consuelo de verla].

– Baal HaSulam. Shamati (I Heard), artículo N º 35, “Acerca de la vitalidad de la Kedusha”

(44314)

Material relacionado:

Los cabalistas en el amor por los demás y el amor por el Creador, Parte 5
Los cabalistas en el amor por los demás y el amor por el Creador, Parte 6
Los cabalistas en el amor por los demás y el amor por el Creador, Parte 7

La clave del éxito

Pregunta: ¿Podría usted comentar más detalladamente la dirección correcta que se menciona en la siguiente cita:” Si el deseo tiene una dirección correcta, entonces esta es la clave del éxito”?

Respuesta: En nuestro mundo el individuo esta en un movimiento constante. Cada momento deseamos algo, nos dirigimos a algún parte o hacemos algo.

Si mi dirección durante cada instante de mi vida coincide con el movimiento de la naturaleza, si no me desvío y me muevo en la misma dirección, entonces mi movimiento es óptimo y alcanzo la meta por el mejor camino.

Por lo tanto debo controlar constante si ¿mi dirección en los pensamientos, en los deseos, en las acciones es correcta y coincide con la dirección de la fuerza superior, con la naturaleza, con los deseos de que yo avance?, todo esto es la clave para el éxito.

(45374 – De la Lección 2, Convención en Moscú del 6/10/11)

Material relacionado:

Una torre en el cielo
Descifrando cada momento
La brújula que apunta al Creador

La unidad del mundo yace en la armonía entre el hombre y la mujer

Nosotros nunca debemos percibir la relación entre el hombre y la mujer como antagónica. Por el contrario, tenemos que vernos como una ayuda. Si estamos hablando de la unidad del mundo, entonces primero que nada este es el apoyo mutuo entre las dos partes, la masculina y la femenina.

Estas partes vienen de la raíz común de la creación: del Creador o Luz y el deseo o la vasija llenada con la Luz. En adición, esta vasija pasa por todo tipo de formas mientras va cambiando. Y dentro de la vasija, ambas, la parte masculina y la parte femenina, tenemos que trabajar juntas, de manera integral, como una familia ideal.

La imagen común y colectiva del hombre tiene que trabajar junto con la imagen común y colectiva de la mujer. Ellos deben trabajar juntos de manera conjunta, mutuamente, y de forma clara, entendiendo la naturaleza de cada uno de nosotros. Un hombre se entiende a sí mismo y la naturaleza femenina, mientras que una mujer se entiende a sí misma y la naturaleza masculina, y juntos actuamos con sensatez y prudencia, como adultos educados, serios que aspiran a un objetivo común.

La meta se alcanza a través de la conexión entre nosotros. Esta escrito “Hombre y mujer, y el Creador entre ellos”. Es decir, la revelación del Creador toma lugar precisamente en la correcta conexión entre ellos, en la pantalla que aparece entre la Luz y el deseo. Así es como debemos completarnos uno al otro, mutua y constantemente. No hay una parte, ni el más mínimo detalle, ni un fenómeno en la naturaleza, en nuestras relaciones, en nuestro mundo y en el mundo espiritual que no tenga un complemento mutuo, unificación y adhesión de las partes masculinas y femeninas.

En nuestro mundo, esto no es aparente del todo. Nosotros ni siquiera imaginamos este complemento mutuo, esta unificación y adhesión. Pero en el mundo espiritual es una condición necesaria. Y dependiendo del nivel en el que estemos, estos niveles son determinados precisamente por el complemento mutuo, la unificación, hasta que nos unimos juntos.

Por esto, el correcto entendimiento de nuestro trabajo mutuo es la condición más importante para nuestro éxito. Yo diría que no hay ningún problema que pueda ser resuelto separadamente por el hombre o la mujer. Estos siempre son resueltos uno por medio del otro, es decir que los problemas de la mujer son resueltos por el hombre y los problemas del hombre son resueltos por la mujer. Esta carencia de entendimiento, la creencia de que es posible existir separadamente, “¡Que me importan!” (Usualmente, de esta manera sienten los hombres con respecto a las mujeres), y “¡Nosotros resolveremos todo por nuestra cuenta y haremos todo por nosotros mismos!” Esta actitud que los hombres tienden a tener es completamente incorrecta. Y naturalmente, por parte de la mujer es también incorrecto pensar que “Los hombres harán algo, resolverán todo y todo estará bien, y nosotras recibiremos algo por estar a su lado”.

Inicialmente, desde el primer paso, tiene que estar claro el contacto interior. No debería ser externo, físico, visual incluso ni siquiera verbal, sino precisamente contacto interno, el cual ocurre por la fuerza superior, a través del siguiente nivel, en lugar de hacerlo directamente entre nosotros. Entonces este grado superior será expresado dentro de esta unidad. Es como un signo menos y un signo más y algún tipo de resistencia o artefacto entre ellos que comienza a trabajar precisamente de esta manera, en virtud de los polos que están conectados a este.

(De la Lección 2, Convención en Moscú del 6/10/11)

Material relacionado:

Usando la crisis como un medio para el progreso espiritual
Una infusión de la fuerza de unidad
A regañadientes, hacia la unidad

Un niño inteligente jugando al otorgamiento

La única creación es el deseo que aparece “a partir de la ausencia” en virtud de la Luz y que gradualmente alcanza su condición. Al principio quiere simplemente disfrutar, pero más tarde comienza a entender que está completamente bajo el gobierno de este deseo.

De esta manera el deseo crece gradualmente hasta que se da cuenta de su oposición total con la Luz. La primera vez sucede durante la 4º fase de la expansión de la Luz Directa, en el estado llamado Maljut del mundo del Infinito.

La criatura no puede mantener esta condición y se restringe. Esto la obliga a establecer una nueva relación con el Creador. Se siente obligada a ser como Él y se esfuerza por hacer esto, hasta que todos sus intentos la traen a la penetración mutua, que se llama “la ruptura de los deseos”.

Nos parece que la ruptura es algo negativo. Pero en realidad es al revés. Debido a esto, la criatura entiende su incapacidad total de ser como el Creador.

Para llegar a ser un dador y similar al Creador en el estado de la ruptura, esta carece únicamente de los esfuerzos. Más tarde, será capaz de alcanzar el otorgamiento y de elevarse de un estado mucho peor. Sin embargo, en primer lugar, esta tiene que experimentar la realización del mal, la oración, el trabajo, las buenas obras, y hasta que no tenga todo esto, no será capaz de volverse igual al Creador ni será capaz de ser como Él.

Hasta que la criatura no haya obtenido la vasija espiritual, es decir, la comprensión, la sensibilidad, su propio esfuerzo, la realización del deseo, es imposible decir que la criatura es similar al Creador. El pequeño no puede ser un dador. Él puede hacer algo pequeño, jugar con sus juguetes. Pero si él realmente quiere llegar a ser como un adulto, tiene que desarrollar una variedad de sensaciones en sí mismo.

Así, después de todo el desarrollo espiritual e histórico que se nos ha dado como preparación desde Arriba, descubrimos que coexisten dentro de nosotros dos deseos: el nuestro y un deseo adicional. El ser humano dentro de nosotros comienza con este. El deseo propio, natural atrae a la persona hacia los placeres que ve ante él. El deseo adicional lo atrae hacia cierto tipo de placer espiritual especial, sin embargo, él no puede sentir nada, además de placer.

Vemos en una persona de nuestro mundo su cuerpo físico, material. No se trata de esto, sino del deseo que lo atrae en dos direcciones. Uno está dirigido hacia lo que se le revela a la persona en sus cinco órganos de los sentidos. El otro se llama “el punto en el corazón”, y aún no es claro para la persona hacia donde lo atrae este deseo y si vale la pena usarlo.

Desde el momento en el que estos dos deseos se le manifiestan en la persona, ella es llamada un humano. Debido a estos dos estados, él puede llegar a ser semejante al Creador (Edome), es decir, ser llamado un humano (Adam de la palabra “Dome” o similar). Uno necesita sólo encontrar los medios, aprender a utilizar estos dos deseos que han despertado en él o ella.

Un deseo es viejo y es llamado “rey viejo y necio”, el otro es nuevo y crece como un “niño inteligente”. Si uno quiere tratar con ellos correctamente, es posible sólo con la ayuda de la fuerza superior. Por lo tanto, él no puede avanzar por su cuenta y necesita un mentor.

Todo está dado desde el cielo: La gente es llevada al lugar correcto para estudiar, todas las condiciones necesarias se crean para que ellos puedan aceptar y utilizar esta guía. ¡Todo está dado desde Arriba, excepto el esfuerzo que tenemos que añadir! Estos esfuerzos construyen al humano.

(45057 – De la 1º parte de la lección diaria de Cabalá del 6/07/2011, Shamati # 161)

Avanzando con miedo a morir

Pregunta: ¿Pueden las personas que no sienten ningún deseo por la espiritualidad asociarse ellos mismos con nuestro mensaje de unidad?

Respuesta: Si, si pueden. Existe bastante material serio que habla acerca de la necesidad de unirse. Al pensar que las personas si entienden que el egoísmo está destruyendo a la raza humana, mientras que la humanidad está egoístamente destruyendo la Tierra, y es por eso que debemos pasar del egoísmo a la unidad y elevarnos hacia el altruismo. Sólo entonces aprenderemos a convivir unos con otros y salvaremos nuestro planeta, el único hogar que tenemos. Después de todo, no podemos mudarnos a otro “departamento”. Muchos autores del mundo describen esta imagen con claridad y precisión.

El asunto es cómo hacer esta transición. Es evidente que la humanidad está al borde de la guerra y enfrenta un negro futuro al que el ego insaciable lo empuja. La solución es también obvia: sean “buenos niños”, “sean amigos unos de otros”, limiten el consumo, y aprendan a distribuir los recursos apropiadamente ¿Pero cómo llegamos del punto A al punto B si la naturaleza humana es el deseo de disfrutar? ¿Cómo la reformamos? ¿Cómo la convertimos en otorgamiento?

Es una cosa cuando hablamos de instintos básicos tales como el amor maternal. Pero las personas usualmente no sienten esto; el amor crece cuando vienen los problemas, por necesidad. Entonces, necesitamos tratar de abrir sus ojos para que puedan ver cuán seria es la situación y mostrarles alguna condición específica: el mundo escapará de la muerte sólo mediante la unidad y la participación mutua. Entonces, al quedarse sin opción, estarán de acuerdo con ello.

Sin embargo, llevar a cabo esta transición requiere que en cada momento, en cada detalle, cada diminuta partícula, cada migaja de pan y gota de agua, una persona sienta claramente: si no lo comparto con otros, estoy muerto. Esto debe permear cada sensación, acción, y elección. Así es como debe ser.

Y la razón para ello es una: en su deseo egoísta que constantemente está buscando ser complacido, una persona siente que morirá si sucumbe ante el egoísmo. Si la situación es un poco diferente y la muerte no es instantánea, robará. Tal es la naturaleza del hombre. No podemos pedirle al hombre algo que está más allá de su poder, por encima de su naturaleza.

¿Entonces parece que todos deben temer a esto? Es imposible. En la “Introducción al TES” Baal HaSulam escribe que en tiempos antiguos, los cabalistas recurrían al ascetismo, como está escrito: “Vive de pan y agua, duerme en el suelo, y labora en la Torá. Si haces eso, serás un hombre afortunado”. Se concluye que incluso en el camino de tales sufrimientos necesitas el poder de la Torá. De otra manera, constantemente sentirás rondar desgracias sobre ti: o te unes o pereces.

Es por esto que la Cabalá explica que al pasar por estados tan dolorosos, una persona debe “laborar en la Torá”. Después de todo, aún tienes que atraer la Luz que Reforma. Si no, no hay vida, y no hay opción. Todo héroe en este mundo puede ser engañado fácilmente. Vivimos mediante sensaciones egoístas, y puedes hacer responder a cualquiera de cualquier forma que lo desees. Después de todo, el hombre es el deseo de recibir, no un héroe.

Por lo tanto, depende de nosotros proporcionarles una solución. Las personas pensarán que la encontraron por sí mismas, mientras que en realidad, esta vendrá de nosotros. Y mientras más rápido avancemos, más fácil nos será evitarles que sean engañados.

Tenemos que apoyarnos en la lógica y explicar que empleamos la fuerza interna de la naturaleza, el poder de la unidad, la fuerza vital que insufla vida en todo lo que existe. Todas nuestras definiciones deben ser cada vez un poco más cercanas a las personas de manera que no comiencen a pensar que estamos hablando de alguna fuerza sobrenatural que opera más allá de la naturaleza de las cosas. No, es la base de la naturaleza misma, y espera para asistirnos.

(44807 – De la 4º parte de la lección diaria de Cabalá del 5/26/2011, “Prefacio de la sabiduría de la Cabalá”)

Convención Mundial de Cabalá en Moscú – 06.12.11

“La unidad – el futuro del mundo “, “El libre albedrío”, Lección 6

Descargar: WMV Video | MP3 Audio

“La unidad – el futuro del mundo”, Lección 7

Descargar: WMV Video | MP3 Audio

“La unidad – el futuro del mundo”, Ceremonia de clausura

Descargar: WMV Video | MP3 Audio

¡Cuidado con el perro!

Pregunta: Cuando siento odio hacia los demás, siento como si un “animal“, que es más fuerte que yo, se ocultara dentro de mí. ¿Cómo puedo ganar poder sobre este “animal”?

Respuesta: Ganar poder sobre nuestro ego sólo es posible bajo una condición: Si vemos cuanto perdemos, porque ese “animal” nos controla. Estamos gobernados por nuestro ego, y este no nos permite alcanzar una vida eterna, perfecta en un mundo bueno y amable.

Si yo viera cuánto me roba mi ego, cuánto ha tomado de mí y lo que no me da, entonces  lo odiaría. Pero yo no lo odio e incluso lo amo, me identifico con él porque, en realidad, mi vida entera es llenarlo. ¿Cómo puedo sentir que mi ego es la muerte para mí?

Lo más importante que puedo hacer es entrar en el grupo, en el entorno, para que este eleve en mí la importancia de la espiritualidad, la importancia del otorgamiento y la unidad con los demás, porque gracias a este, en particular, yo revelo la vida en el nivel humano. Si soy impresionado por el entorno y este puede influir en mí, entonces, yo alcanzo la suficiente fuerza para superar mi ego.

Todo nuestro trabajo y esfuerzos son necesarios para alcanzar la realización de nuestros deseos malos, egoístas. Hoy en día me parece útil: Cuanto más deseo, más gano, gano poder, robo. Más, más, más… En nuestra sociedad, aquellos que tienen un gran ego parecen tener más éxito.

Tengo que convencerme de que obtener una buena vida en este mundo me priva de una vida espiritual, hermosa y me miente al representarme una buena vida aquí, en este mundo. Esto es posible solamente en un entorno que pueda “lavarme el cerebro”, influirme, persuadirme. La opinión del entorno puede trabajar en mí tanto cuanto yo quiera elevarme por encima del poder de mi egoísmo.

Entonces, comenzaré a experimentar la vida en un nivel diferente que no sentí antes. Esto sucede al instante, no hay transición. De inmediato yo siento que hay vida fuera de mí, no dentro de mí, en la cual quise siempre llenarme cuanto más fuera posible. Por el contrario, siento la vida cuando salgo de este “animal” en el cual no puedo absorber nada.

Al dar este primer paso, revelo el mundo superior de inmediato. ¿Qué es “el mundo superior“? La realidad en la que vivo ahora se llama “este mundo”. Pero la realidad que siento fuera de mí mismo, en la conexión con mi amigo, con un ser humano, se llama “el mundo superior” porque es el nivel humano el que es más elevado que el animado.

(45184 – De la Lección 1, Convención en España del  6/3/2011)

Material Relacionado:
La vida en el grado del otorgamiento
Los dos principios para el éxito
¿Un animal muy sofisticado o un humano?

Trayendo a la gente un poco más cerca de la Luz

Pregunta: La crisis global ya se ha anunciado públicamente. ¿Cuándo empezará el público a hacer preguntas sobre lo que está sucediendo? ¿Cuándo vendrá la tormenta?

Respuesta: Esto depende de nosotros. Tenemos que dar lo mejor de nosotros para diseminar el método de nuestra corrección. Nuestro mensaje es simple, y podemos ofrecerlo a los gobiernos de los países que ya están en problemas.

La clave del problema es qué hacer con  el crecimiento del egoísmo. El ser humano tiene un deseo terrenal normal de que se le provea con todo lo que necesario para su existencia. El necesita comida, familia, y las otras cosas sin las cuales no puede existir. A parte de esto, su deseo egoísta dirigido a recibir más, continúa creciendo. Esto es tan inherente en cada uno de nosotros, que incluso no podemos definir lo que es una necesidad básica.

¿Estará satisfecha una persona si recibe su pan diario, por así decirlo? No, no lo estará. ¿Qué hacemos con el egoísmo entonces? ¿Con qué podemos llenar el agujero negro?

La respuesta a esto es la siguiente: El egoísmo creció para que podamos transformarlo en un deseo espiritual, en una vasija espiritual llena con el alcance, el otorgamiento, el amor, y finalmente con la Luz Superior. ¿Cómo se hace esto? ¿Cómo realizamos una transición de una sociedad de receptores, insaciable en su demanda por riqueza material, a una sociedad de consumo mínimo, fundada en las necesidades básicas?

Si no lo realizamos, el mundo no será capaz de existir debido a nuestro rápido agotamiento de los recursos naturales del planeta. El consumismo ya no será capaz de satisfacer nuestro egoísmo. La gente del mundo no será capaz de comprar tienda por tienda, llenando sus tarjetas “hasta las branquias”. La fiesta se termino, y desde ahora, cada uno obtiene sólo lo que necesita.

¿Cómo entonces se llenarán las personas? Tenemos que enviar todos estos millones a la escuela. Ellos recibirán todos los bienes necesarios a cambio de su estudio.  De lo contrario, no tienen derecho a una gran parte. Y en efecto ¿Por qué habrían de tenerlo? Un problema es un problema, y todos estamos en él. El gobierno les provee para sus necesidades básicas, cada uno continua viviendo donde está, se preserva la estabilidad, y a la vez, todos empiezan a estudiar.

¿Qué estudian exactamente? Ellos estudian las leyes de la vida en un sistema integral. En realidad, estas son las leyes del grupo, pero la Cabalá no se menciona durante las lecciones. El tema es sistemas y  mecanismos correspondientes a una sociedad unificada. Al obtener todo lo que ellos necesitan, al menos durante la clase las personas oyen y estudian los hechos, comprobando que no tenemos otro camino para sobrevivir sino a través de la unidad.

Ustedes están tratando con “salvajes” que vienen a aprender, que desean sólo hacer dinero y lograr algún beneficio. Pero gradualmente, ellos empiezan a entender que no hay otra opción, que hemos entrado en un nuevo sistema, y que el mundo se desarrollará ahora de diferente manera. El consumismo  se terminó; este tipo de sociedad está muriendo. No vivió tanto tiempo de todos modos, máximo cien años, desde el final del siglo 19 hasta los años 70-90 del siglo 20. E incluso durante este tiempo ha habido crisis, incluyendo la Gran Depresión de los años 30.

Por lo tanto, la gente empieza a estudiar, mientras el gobierno les provee con todo lo necesario, lo cual es mucho más barato que crear nuevos trabajos. Esto último no tiene sentido ya que nadie va a comprar lo que no se va a producir. Además,  las materias primas y la energía casi han desaparecido.

Así, la solución más concisa y económica es enviar a la gente a la escuela, independientemente del lugar de esta: en casa vía internet, en teatros o auditorios, o en cualquier otro lugar. La clave está en localizar a todos en un marco educacional. Mientras tanto, el estudio va ha hacerle a uno más sabio y va a permitirle entender que está entrando en un nuevo mundo, donde las leyes previas no funcionan. Baal HaSulam escribe así: Todos nosotros debemos ir a la escuela y aprender  aun otra vez a vivir en el futuro.

Eventualmente, gracias a los estudios, las personas ganarán un nuevo deseo y empezarán a percibir cambios en este, hasta que lleguen a entender que el llenado puede venir de otro grado más elevado. El proceso será gradual ya que estamos tratando con una masa gigante que está empezando a madurar.  Realmente nos transformará así.

A partir de hoy, no tenemos otra opción. Es por esto que nadie puede encontrar nada. Pero sólo imaginen cuanta Luz pueden atraer estos cientos de miles, solamente al escuchar lo que se les enseña. Esta es la solución a la cual Baal HaSulam apunta, la solución que se nos sugiere de manera lógica ya que no hay otro medio excepto la de traer a la gente un poco más cerca de la Luz.

(45278 – De la 4º parte de la lección diaria de Cabalá del 5/25/2011, “Prefacio a la sabiduría de la Cabalá”)

Nosotros todavía no existimos

¿Cómo puede ponerse en práctica el método de la Cabalá y ejecutarse como un experimento de laboratorio? Después de todo, la Cabalá es una ciencia puramente práctica, esta no filosofa, ni nos dicen cuántos ángeles gobiernan los cielos y a dónde va la persona después de su muerte. No, la persona recibe la oportunidad de revelar su próximo estado de existencia aquí y ahora.

¿Cómo lo adquirimos? ¿Cómo encontramos el equilibrio entre las fuerzas de recepción y otorgamiento para descubrir el mundo superior, la vida espiritual, nuestra alma? Tenemos una oportunidad de poner esto en práctica. Incluso si sólo tengo un amigo, juntos podemos construir un sistema de conexión mutua entre nosotros que nos permita alcanzar el grado humano, que es más alto que el nivel de desarrollo animado en el que existimos en la actualidad.

¿Qué me hace sentir vivo hoy? Yo nací de una madre que estaba también en el grado animado, y me crié en el “marco animado”. Como bebé, fui amamantado, y luego empecé a caminar, crecí en tamaño, y entré en el mundo. ¿Cuáles son los criterios de crecimiento humano, no animado?

Cuando mi amigo y yo, a pesar de nuestro egoísmo que nos separa, nos elevamos por encima de él, el nivel por el cual pasamos al hacerlo, es considerado como el Majsom (en hebreo, “la barrera”), que me permite dejar de pensar en mí y ser libre de mí mismo. En ese momento es cuando dejo de ser un esclavo de mis deseos que persiguen constantemente el señuelo, incapaces de resistirse.

Este ascenso es considerado como “el nacimiento espiritual“. Entonces a este le siguen  los períodos de crianza, niñez y madurez, todos los cuales son etapas del crecimiento espiritual. Hoy nos vemos a nosotros mismos como adultos, importantes, y “justos”, pero tal punto de vista es puramente corporal. Si miramos a través de los lentes que filtran todo el cuadro espiritual, lo veríamos en blanco. Espiritualmente, no existimos todavía. Aun no hemos comenzado la etapa de concepción espiritual ni hemos nacido en el mundo espiritual.

(45191 – De la Lección 1, Convención en España del 3 de Junio del 2011)

Material Relacionado:

Revelando al creador a través de el zohar

Cómo capturar la luz de la corrección

Los obstáculos son el lenguaje del creador