Alza tus ojos

Todo el trabajo comienza específicamente en este mundo y en nuestro tiempo. Hemos llegado al estado en el que nuestro deseo de disfrutar ha crecido, completamente evolucionado en el nivel corporal, y ahora somos capaces de comenzar a percibirlo al compararlo con el deseo de otorgar. En otras palabras, finalizamos nuestro desarrollo en los niveles inanimado, vegetativo, y animado, y ahora tenemos que comenzar a desarrollarnos en el grado humano que incluye dos fuerzas: recepción y otorgamiento.

Antes, yo tenía una visión completamente “plana;” veía a mi alrededor sólo aquello con lo que podía beneficiarme y lo que podía tomar para mí, aquellos a quienes podía usar. Actuaba sólo en el deseo de disfrutar, que es la base de la naturaleza inanimada, vegetativa, y animada. Entonces, no tenía ninguna “división” y duda; esta solía ser una dirección: cómo tener más éxito dentro de mi deseo egoísta.

Esto se traduce en una vida corporal ordinaria sin relación con la vida pública, la cual nunca desarrollamos antes. Siempre vimos a la sociedad como un objeto para ser usado. Sin embargo, ahora el deseo de otorgar despierta y se manifiesta en nosotros. No podemos resistir este deseo y debemos tomarlo en cuenta.

Por primera vez en la historia, toda la humanidad entra en un estado en el que el deseo de recibir y el deseo de otorgar tienen que estar equilibrados y controlados por nosotros. Si no establecemos su equilibrio, traemos trastornos y crisis.

Entonces, lo más importante para nosotros es crear el entorno correcto para toda la humanidad. Nuestro grupo mundial tiene que convertirse en el primero que sirva como un ejemplo. Así, nuestro crecimiento de “abajo hacia arriba” comienza, mientras que antes de eso, estábamos desarrollándonos sólo en el plano horizontal.

Después, revelaremos la interacción correcta entre el deseo de recibir y el deseo de otorgar, Maljut y Bina, en nuestros deseos rotos. Para llegar a esto, pedimos la Luz que Reforma. Es como si yo revelara: Aquí está mi egoísmo, y me gustaría que actuara diferente y se conectara con otros, para participar en el trabajo mutuo.

Por eso pido que la Luz venga y corrija mi deseo, para establecer cierto equilibrio, reciprocidad en nuestro sistema de manera que nos otorguemos mutuamente, hagamos concesiones, y nos conectemos. Entonces, la Luz viene y nos lleva de regreso a su Fuente. Esto es llamado la corrección de “abajo hacia arriba” que tenemos que lograr.

(44327 – De la 3º parte de la lección diaria de Cabalá del 5/30/2011, Talmud Eser Sefirot)

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Próximas Entradas: