Conoce el mundo en el que vives

Pregunta: ¿Cómo podemos llegar a las personas con autoridad? Después de todo, queremos romper los muros de la caja en la que viven.

Respuesta: No del todo. Nosotros no peleamos con el gobierno, no destruimos la política y la economía, no rompemos el estilo de vida habitual. Nosotros luchamos sólo por la educación de las personas, y no más. Yo estoy a favor de dejar todo en el mundo como está, y añadir el principio de “ama a tu prójimo como a ti mismo”.

No es problema lo que se ha construido hasta ahora. Déjenles construir más. Sólo una cosa es importante para mí: La gente debe saber en qué mundo vive, para qué vive, y cómo puede llenarse verdaderamente para alcanzar la meta sin caer en la auto decepción y entretenerse a sí mismos con todo tipo de juegos que dan sólo un llenado pasajero, inadecuado y terminan por muriéndose.

Yo no cancelo nada, no me opongo a los programas del gobierno, banco, ayuntamientos, etc. No me preocupo de eso. Hagan lo que quieran: Si quieren robar, roben, hagan otras cosas bobas. No es importante; yo no miro eso del todo. Todo lo que quiero añadir es educación.

El propósito de la educación es dar el conocimiento acerca del mundo en el que vivimos, como funciona, qué lo mueve, cuál es su meta, qué pasaría si fuéramos a lo largo con este programa, y qué pasaría si nos desviamos de este o nos dirigimos en la dirección opuesta. ¿Cuánto sufrimiento nos traería esto? ¿Qué tipo de sufrimiento? ¿Vale la pena o no? Yo quiero que la gente sepa, que mire lo que afrontan, que sean capaces de leer el mapa y nada más.

Todas las otras cuestiones están en otro plano, y yo no coincido con esto del todo: mi oficina está en el piso de arriba. Nosotros, de cualquier forma, hablamos sólo acerca del destino hacia el cual debemos ir. Agotamos los recursos naturales y contaminamos la Tierra. Por consiguiente, tenemos que movernos de una sociedad consumista hacia una sociedad balanceada, en otras palabras, dejar de actuar bobamente.

Todos los días  la gente necesita cosas simples: vivienda, trabajo, comida, ropa, etc. Esto debería proveerse para todos, y todo lo demás tiene que cesar. Debemos dejar la producción de bienes inútiles, dejar de medir el éxito de uno por su producción. Estos bienes vacían el planeta y contaminan el ambiente.

Así, trabajarían medio día para proveer las necesidades y estudiarían el resto del día, pasando exámenes de vez en vez. Les pagarían por esto y sólo por esto.

Las personas no conocen el mundo en el que viven. Se gradúan del colegio, sin armonizarse con la realidad en la que existen. Viven en sus ilusiones, en separación del mundo, sorprendidos por los problemas que atraen a sí mismos. Estos problemas vienen debido a que, como niños, actuamos dañándonos a nosotros mismos.

Y por consiguiente, yo sólo quiero una cosa para ustedes: añadir educación y, lo más importante, la educación, la formación de la esencia de lo que es la corrección de las relaciones entre las personas. Luego, estarán sincronizados, en balance con el mundo; ustedes llegaran a ser un todo integral,  el cual es el imperativo de la época. Todos los elementos tienen que estar correctamente conectados con el mecanismo principal, con las redes naturales de conexión, y todavía no saben acerca de esto.

De esto estoy hablando. En verdad, tal educación cambiará a una persona, pero esto sucederá gradualmente, como por sí mismo. Yo no lucho con la naturaleza de las cosas; yo solo les explico a ustedes el mundo, les muestro donde viven, y como consecuencia, ustedes cambian. Ustedes ven los hechos frente a ustedes, y ¿qué pueden hacer? No podemos hacer nada: después de haber visto las leyes inmutables, las tomaremos en cuenta.

Nada puede cambiarse de una sola vez. Las personas actúan de acuerdo con su naturaleza. ¿Puede esto corregirse? La destrucción es inherente en la naturaleza humana, y hasta que les den a los humanos la educación correcta, hasta que ellos no miren por sí mismos y tomen el riesgo de perder sus vidas, ellos no se detendrán.  Y ellos tienen que mirarlo de la manera más clara, como si la muerte estuviera parada en el lumbral. Esta es la educación, la formación que necesitamos.

De lo contrario, no sobreviviremos en la Tierra. Esto está confirmado por la investigación. No existen otros medios excepto la educación. No tenemos que moralizar y decir a las personas  si son buenas o malas. Ellos son de la forma en la que la naturaleza los creó. Ellos no pueden robar menos, mentir menos; son incapaces de hacerlo. Se dice: “Ve donde el Creador Quien me hizo”. El Creador les llama desde el principio: “Yo cree la inclinación al mal”. Tú no vas a ir a Él a quejarte acerca de Sus obras, ¿no es verdad?

Tú tienes solo una medicina: “La Torá como condimento”, en otras palabras, la educación de acuerdo al método de la Cabalá.

(44119 – De la 4º parte de la lección diaria de Cabalá del 5/27/2011, “La Libertad”)

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta