El alma de todo ser viviente

El Libro del Zohar, capítulo “Truma” [Ofrendas], artículo 217: “El alma de todo ser viviente”, es un alma que surge de Aquel que vive por siempre, Yesod de ZA. Y debido a que es de él, todas las bendiciones emanan de él y moran en él y riega y bendice abajo, a Maljut, esta alma que surge de él tiene permiso de bendecir este lugar, Maljut.

Maljut es el deseo que cada vez que toma nuevas formas en su intención de otorgar, y entonces, siente que se llena por medio de Yesod. Esto significa que Maljut se vuelve similar a Yesod de acuerdo con la ley de equivalencia de forma. En realidad, se vuelve como las primeras nueve Sefirot porque Yesod abarca todas las nueve Sefirot.

Cuando Maljut se asemeja a las primeras nueve Sefirot, significa que la criatura se vuelve semejante al Creador en algún grado. Según la medida de similitud entre ellos, según la medida de similitud de sus propiedades, Maljut obtiene la misma forma que las primeras nueve Sefirot y existe en adhesión y unidad con ellas.

(46008 – De la 2º parte de la lección diaria de Cabalá del 6/21/11, El Libro del Zohar)

 

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Entradas Previas: