El camino al Infinito

El Libro del Zohar, capítulo “Truma” (Ofrendas), ítem 75: El que quiera disponerse a salir  al camino debe ascender mientras es de noche, vigila con cuidado la hora por el flanco este, y ver con la visión de las letras que golpean el firmamento, una que sube y otra que baja. Este es el destello de las letras con el cual el cielo y la tierra fueron creados.

Por supuesto, todos estos fenómenos tienen lugar dentro de nosotros, dentro de cada persona, y tenemos que buscarlos y reconocerlos dentro de nosotros mismos. Estamos hablando de la conexión entre nosotros, sus tipos y naturaleza. Los cabalistas hablan de ello de esta manera porque no hay nada más.

En última instancia, nos revelamos la red perfecta de conexión entre nosotros llamada Maljut del Infinito y en el camino, verla parcialmente, en diversas formas. En consecuencia, cuando alcanzamos la corrección final, no hay más formas. Todo se disuelve en la Luz blanca. Como está escrito: “Él y Su Nombre son uno”.

Sin embargo, por el momento, hay todo tipo de formas, propiedades, mundos, y ocultamientos, que esconden de nosotros la perfección, la cual revelamos una vez más a través de la estructura de todos estos mundos. El ocultamiento fue creado desde arriba hacia abajo, la revelación se realiza de abajo hacia arriba por los mismos pasos, en los mismos mundos.

Es por eso que debemos tratar de imaginar el texto completo en la conexión entre nosotros: sobre qué habla y sobre cuales formas de conexión.

(44443 – De la 2º parte de la lección diaria de Cabalá del 5/31/2011, El Zohar)

Material Relacionado:
Allí, detrás de las palabras
El punto central de conexión
Revelando la dimensión espiritual

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Entradas Previas: