El juego ha terminado

Pregunta: Sugerimos que las personas deberían ser enviadas a la escuela para estudiar las leyes del sistema integral del mundo. ¿Quién financiará este tipo de educación y quién proporcionará a las masas las necesidades básicas al mismo tiempo?

Respuesta: Mide el volumen de la producción de la industria moderna. En esencia, no tiene mucho uso y sólo arruina el mundo. Solamente seguimos derrochando recursos, mientras que no producimos nada bueno y útil de verdad. La gente intercambia cosas sin sentido, nada más.

La industria estaba basada anteriormente en la regla del “dinero-producto-dinero”, pero hoy este modelo ha perdido el elemento producto: Vendemos dinero por dinero. Eso es nuestro “comercio”: Nos pasamos papel unos a otros.

Los únicos productos que siguen siendo importantes están relacionados con la esfera de las necesidades básicas. La persona necesita  una vivienda básica y sustento, así como una certeza de que no se le irán hoy o mañana. Lo único que tienen que entender es que los lujos están cancelados. En su lugar, recibirá el llenado ideal, pero no el que solías imaginar. Y te enseñaremos cómo obtenerlo.

Le ayudamos a la persona para entender que en la sociedad integral, él o ella encontrará el llenado perfecto en todo lo que excede las necesidades básicas sólo por medio de la unificación con los demás. Después de todo, ya no pueden ser llenados por todo tipo de cosas sin sentido que se encuentran en este mundo.

Pregunta: ¿Cuál será el paradigma económico que apoye tal sociedad?

Respuesta: Uno muy simple puesto que toda la industria moderna, los organismos legislativos y las instituciones financieras están conducidos ​​por medio de la ilusión y el comercio nada más que de papel inútil. Mientras tanto, ellos son sostenidos por los recursos naturales que están siendo drenados de manera exitosa.

Sácalos del negocio y sólo dales comida, y será mucho menos costoso porque en realidad, ellos producen nada en vez de algo, aire en lugar de bienes. El intercambio de cosas sin sentido sólo conduce al desperdicio. A excepción de alguna materia prima que necesitamos, todo lo demás no es más que juguetes por los que estamos dispuestos a arruinar la Tierra.

La sociedad de consumo es un juego que jugamos:

“En la televisión dijeron: ¡Cómpralo ya!

“Así que lo compro”.

Con los ojos muy abiertos, corres a la tienda y poner en marcha una cadena que te engancha a cambio. Así que estamos construyendo una pila que eventualmente nos enterrará.

Durante miles de años la humanidad se ha desarrollado fundamentada sobre las necesidades básicas. La mayoría vivió sin lujos, incluso la ropa solía pasarse de generación en generación. Sin embargo, esta fiesta centenaria de la era moderna ha arruinado el planeta. Nos guste o no, tendremos que poner fin a esta.

(45275 – De la 4º parte de la lección diaria de Cabalá del 5/25/2011, “Prefacio a la sabiduría de la Cabalá”)

Material relacionado:
El secreto del sistema integral
Jugando con la Luz Infinita
Campo de entrenamiento

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta