El libro que conecta el cielo y la tierra

Pregunta: ¿Qué es tan especial acerca de la Torá que incluso El Zohar es sólo un cometario de esta?

Respuesta: Los registros que Moisés dejó sobre pergaminos son la expresión terrenal, a través de símbolos materiales, de acciones espirituales de la Luz sobre el deseo. Moisés escribió todo lo que enseñó a sus estudiantes en un libro. En el transcurso de 40 años de deambular en el desierto, escribieron toda la Torá, yendo por todo el proceso en el registro, así como en sus cuerpos, y en la espiritualidad. Este es todo el camino desde el exilio Egipcio (terrenal y espiritual), a través del desierto (terrenal y espiritual), hasta la tierra de Israel (terrenal y espiritual). Todo esto se hizo realidad en la conexión entre la raíz y la rama. Moisés expresó todo este proceso de esta forma concreta, simbólica.

El Zohar expresa el mismo proceso en un nivel diferente, de una forma diferente porque el deseo general de disfrutar que el Creador creó, por medio de ese tiempo había avanzado varios pasos y había sido perfeccionado por la influencia de la Luz. Por lo tanto, a este deseo, que pasó por ascensos y descensos, por la destrucción del Primer y Segundo Templos, del exilio, y entonces alcanzó la última ruptura antes del último exilio, tuvo que entregársele el método que es apropiado para el fin del exilio, para nuestro tiempo.

Por eso fue escrito El Libro del Zohar, cuyos autores fueron los sucesores de muchas generaciones de cabalistas, comenzando de Abraham hasta la destrucción del Templo. Rabí Shimon era el estudiante de Rabí Akiva, quien reveló una gran Luz, y por lo tanto fue capaz de expresar esto en El Libro del Zohar.

La Torá misma está dividida en dos partes: oral y escrita. Esto viene de la diferencia entre Zeir Anpin y Maljut. Zeir Anpin del mundo de Atzilut es la “Torá oral”, mientras que Maljut del mundo de Atzilut es la “Torá escrita”.

La Torá es la revelación de la Luz. La Luz que viene hacia Maljut contiene todo lo que es necesario para cambiar Maljut. Pero esta Luz aun no se ha vuelto realidad en la práctica, y por lo tanto es llamada la “Torá oral”. Por ahora este es un trabajo con las pantallas.

Bajo la influencia de la misma Luz en Maljut, tienen lugar cambios internos y son impresos en Maljut, esto es llamado “la Torá escrita”. Esto habla sólo de las acciones de la Luz en los deseos del principio de la creación hasta su fin. Esto es porque no hay nada en la existencia excepto deseos.

Entre esos deseos algunos sienten que existen por sí mismos, separados de todos los otros. Somos nosotros. Esos deseos contienen cualidades que pueden ayudarlos en el camino de corrección. Y es por eso que recibimos una sensación de carencia, nuestra propia falta de corrección, la revelación del mal. Así es como nos percibimos.

Esos son exactamente los deseos que necesitan que se les dé “la Torá”, las instrucciones que explican cómo pueden participar en sus propias correcciones mediante su propia libre elección, cómo pueden atraer la Luz al desear ser corregidos más rápido, en lugar de esperar que la Luz venga y los sacuda.

(De la 1º parte de la lección diaria de Cabalá del 5/29/11, Shamati)

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Próximas Entradas: