El tiempo es la intensidad de las acciones

El tiempo en la espiritualidad es un número de acciones aplicadas a las criaturas. De hecho, aun en nuestro mundo donde vivimos por el reloj en la pared y navegamos por el sol, la luna y el globo, aun tenemos una sensación personal del tiempo dictado por la intensidad de las acciones.

A veces, el tiempo se congela y no se mueve ante nuestros ojos. En otras ocasiones, vuela con velocidad supersónica. El tiempo es nuestra impresión personal que depende del número de transformaciones ocurridas en nosotros. Por eso, el tiempo per se no existe.

El número de cambios que se supone que debemos experimentar dentro de nosotros desde este momento hasta el final de la corrección es considerado como 6.000 grados espirituales o años, 2000 + 2000 + 2000. Alternativamente, puede ser visto como los tres mundos de BYA (Beria, Yetzira, Assiya), los cuales tenemos que elevar al mundo de Atzilut.

Ascender al mundo de Atzilut es lo que llamamos el flujo del tiempo, paso a paso, de un año a otro. Un “año” (Shana) es una transformación (Shinuy), el mismo circulo, la misma vuelta, solo que en un grado más alto.

(46403 – De la 3º parte de la lección diaria de Cabalá del 6/19/2011, Talmud Eser Sefirot)

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Entradas Previas:

Próximas Entradas: