Entendernos mutuamente y revelar al Creador

Pregunta: Todos consistimos de una parte masculina y una femenina. ¿Cómo organizo las partes masculina y femenina dentro de mí para desempeñar el rol correcto en relación con el grupo de hombres?

Respuesta: Es correcto, todos nosotros consistimos de una parte femenina y una masculina. Si un hombre y una mujer no existieran dentro de cada uno de nosotros, no seríamos capaces de comunicarnos entre nosotros. Cada molécula, cada átomo, cada partícula se componen de dos partes opuestas, de lo contrario no existirían.

Puedo comunicarme y entender a las mujeres en particular, porque hay una parte femenina en mí además de mi parte masculina dominante. De lo contrario, no sería capaz de comprender de ninguna manera lo que esta es. La ruptura del deseo común (Kli) nos permite estar formados de partes opuestas, lo cual a su vez nos permite ponernos en contacto, conectarnos y luego unirnos.

Por esta razón, hay que imaginar dentro de sí mismo una forma del sexo opuesto, la parte opuesta, y utilizar esta imagen para entrar, si yo soy un hombre, la parte femenina, para entender, percibir y ver estas peticiones, deseos interiores, aspiraciones, y tratar de ser más sensible a ellos. Y lo mismo se aplica a las mujeres.

Las mujeres a menudo son críticas y exigentes con los hombres. Los hombres necesitan ser tratados tanto como niños y las mujeres deben ser algo así como madres. Así estará bien, será lo correcto.

Un hombre está siempre bajo la influencia de una madre o una esposa. Pensamos que es completamente libre, pero en realidad esto no es cierto. En una sociedad correcta, primero la madre, y luego la esposa controlan al hombre. Esto realmente es una sociedad correcta, porque la mujer está más cercana a la naturaleza, comete menos errores, y es más equilibrada. Estoy hablando de los estados ideales, de lo que la naturaleza prácticamente nos ha dado. Y es por eso que tenemos que ser más sensibles unos con los otros.

Empezamos a comprender al Creador cuando tenemos una buena conexión entre nosotros. Se alcanza al Creador como el elemento en común entre nosotros, que consta de dos partes. Él es llamado “Bore”, de las palabras “Bo” y “Reh”, lo cual significa “ven” y “ve”. Este es el nombre del Creador. ¿Qué significa “ven” y significa “ve”? Alcanza esta cualidad y entonces la descubrirás dentro de ti, este será el Creador. Y ¿cómo Lo alcanzaremos? Lo hacemos de manera específica a través de una conexión mutua.

Por ello, una comprensión mutua, correcta, además de un acercamiento adecuado de los unos con los otros con el propósito de revelar al Creador, nos llevará a la meta.

(45529 – De la Lección 2, Convención en Moscú del 6/10/11)

Material Relacionado:
Unidad por encima del odio
Unificando dentro las dos fuerzas de la naturaleza
La unidad del mundo yace en la armonía entre el hombre y la mujer

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta