Estudio sobre el borde de la revelación

Pregunta: Durante los estudios, a veces pienso acerca de cómo puedo atraer la Luz y, a veces trato de entender el significado interno con todas mis fuerzas. ¿Tengo que tratar de regular estos estados, o debo aceptarlos como vienen?

Respuesta: Tenemos que estudiar el sistema superior de la forma en que se explica en “El Prefacio a la sabiduría de la Cabalá” (Ptijá) y en El Estudio de las Diez Sefirot. Sin esto, no adquiriremos el lenguaje de la Cabalá, y no tendremos nada en los que podamos vestir nuestras sensaciones, para expresarlas de alguna manera, o darles nombres.

Es por eso que tenemos que saber las definiciones. En cualquier ciencia que empecemos a estudiar, primero aprendemos las definiciones y los términos para poder entender su lenguaje. Después de haber aprendido las definiciones, podemos empezar a relacionarlos y luego llegamos a conocer los conceptos más complejos. Sin embargo, por ahora, estoy empezando a aprender los términos y no las cualidades que debería sentir. Por ahora, sólo estoy jugando con ellos como un niño con bloques de juguete.

Por lo tanto, necesitamos estudiar, y este es el estudio en la mente. Sin embargo, no debes sumergirte en él con demasiada profundidad. Este sistema tiene que aclararse gradualmente en una forma puramente mecánica sin que trates de atraer tus sensaciones o la espiritualidad dentro de él. De lo contrario, esta revisión dañará el trabajo interno.

Sin embargo, después que hayas aprendido el sistema, tienes que buscar cómo puede esto relacionarse contigo. Es por eso que al leer El Estudio de las Diez Sefirot, a veces piensas en tus estados internos sin ninguna conexión con el texto. Pero en algunos estados entiendes que todo esto que está sucediendo dentro de ti y tratas de buscar estos estados.

A veces incluso comienzas a sentir que con cada palabra que lees, algo está sucediendo dentro de ti, que ya tiene reacciones internas, sensoriales. Además, comienzas a reaccionar en tus sensaciones al reconocer palabras familiares.

Esto significa que la Luz está propagándose dentro de ti y acercándose más al grado de Maljut, organizando el HaVaYaH interno dentro de ti, llevándolo al primer paso espiritual en el cual ocurre la revelación. Es por ello comienzas a sentir y a reaccionar a las diferentes cualidades.

Por supuesto, durante los estudios, no sólo tienes que mirar profundamente dentro de ti mismo en una búsqueda interior, sino que debes alinearte con la forma en la que estás conectado con el grupo y cómo quieres revelar el atributo de otorgamiento entre los dos.

Tienes que alinearte de la siguiente manera: yo, el grupo, y el Creador a quien revelo en la conexión entre nosotros, y eso es sobre lo que estoy leyendo ahora mismo. Ahora sólo tienes que empezar a estudiar, tratando de revelar esta red común en la cual revelarás el estado sobre el que estás leyendo.

(44425 – De la 1º parte de la lección diaria de Cabalá del 5/31/2011, Escritos de Rabash)

Material Relacionado:
Dejemos que la Luz nos enseñe
La fórmula para retornar a la bondad
Cuando estamos en contacto con la fuerza superior

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Entradas Previas: