La Cabalá sin rastro de misticismo

Pregunta: ¿Cómo recibieron este conocimiento los primeros maestros de la sabiduría de la Cabalá? ¿Dónde está su origen? Las personas piensan que la Cabalá es algo cercano a la magia, y la rodean muchos mitos.

Respuesta: Adam fue el primer cabalista que vivió hace 5772 años. Él fue el primero de toda la humanidad que descubrió que existe un sistema integral de la naturaleza y es posible revelarlo.

Hubo personas que vivieron antes que él, pero él fue el primer hombre en la historia que tenía preguntas: “¿Para qué vivo? ¿Cuál es el secreto de la vida? ¿Dónde está su fuente?” Él escribió un libro sobre esto; ha llegado a nuestros días y es llamado El Ángel secreto (Raziel HaMalaj). Un ángel es una fuerza. El “ángel secreto” significa la “fuerza oculta”. Es un libro pequeño, unas docenas de páginas.

El siguiente libro fue escrito por Abraham hace cerca de 3700 años y es llamado El Libro de la Creación (Sefer Yetzirá). Por primera vez de una forma sistemática, este libro explica las “Sefirot”, las 32 fuerzas que descienden a nosotros y están conectadas entre ellas.

Al mismo tiempo, varios cabalistas escribieron juntos un libro cabalístico más, El Gran Midrash (Midrash HaGadol), que significa explicación, comentario. Muchos otros libros fueron creados después de eso, hasta que apareció el más grande libro cabalístico, El Libro del Zóhar, escrito hace aproximadamente 2000 años.

Después de eso, muchos libros fueron escritos, hasta la época del Arí que vivió en el siglo 16. El libro principal del Arí fue El Árbol de la Vida (Etz Jaim), el cual habla de las Sefirot y los mundos y está lleno de gráficos y diagramas.

Del inmenso número de libros que aparecieron después de este, los más importantes para nosotros son los libros de Baal HaSulam, escritos en el siglo 20.

Todos esos libros no eran conocidos por el público en general. Eran mencionados sólo ocasionalmente, como si se hubiera “filtrado información”. Esto formó un aura de misterio alrededor de la Cabalá como si se tratara de misticismo, de fuerzas secretas, como si ayudara a hacer milagros y a predecir el futuro a través de cartas de Tarot. En realidad, ¡Esto no se relaciona con la Cabalá en absoluto!

Por supuesto, la Cabalá usa símbolos, diagramas, gráficos, dibujos, Guematría (el valor numérico de las palabras). La Cabalá estudia el alma y sus etapas de crecimiento. Pero no hay nada místico en ello. Diría que es simplemente la física de la dimensión superior.

La Cabalá no está asociada con la religión ni con ninguna práctica del misticismo. Es una ciencia para personas que quieren saber. Naturalmente, tienen que trabajar en sí mismos y corregirse. Compararía esto con sintonizar un equipo de radio que está rodeado de muchas ondas de varias frecuencias. Si sintonizo el equipo de radio y creo la onda que corresponde a la onda que existe en el exterior, recibo la onda externa y puedo escuchar la señal.

La ciencia de la Cabalá nos ayuda a crear esas ondas dentro de nosotros, y comenzamos a sentir la fuerza que existe fuera de nosotros, a percibirla y a estudiarla. Desarrollamos el sentido interno del oído y el sentido interno de la vista. El sentido interno del oído es llamado el grado de Bina (Sefirá Bina), y el sentido interno de la vista es llamado el grado de Jojma (Sefirá Jojma).

(44671 – De la lectura en Roma del 5/20/2011)

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Próximas Entradas: