La circulación de la Cabalá en Israel

Pregunta: Me siento como si estuviéramos sentados junto a la cabecera de un moribundo, discutiendo qué analgésico darle. Nuestra prioridad es atraer la Luz por medio del estudio. Y, aun así, cuando de Israel se trata, parece que estamos atrapados.

Respuesta: Aquí, nosotros recibimos golpes en una manera diferente, por lo tanto, debemos acercarnos a la gente de una manera diferente. Necesitamos que se hagan conscientes de lo que está pasando en Europa y en otras partes del mundo, mientras les explicamos cuán amenazantes serán estos procesos cuando lleguen a nuestro país.

En Israel, se manifestará no en el colapso de la economía, sino de la presión desde el exterior, en problemas de seguridad. No se trata de alimentos y empleo, el ajuste de cuentas no se hará en este nivel, sino en el nivel de nuestra misión, de nuestro deber ante el mundo. De esto es de lo que tenemos que hacer consciente a la gente.

Sin embargo, en la actualidad, la nación no está preparada para ello en el más mínimo grado. Por lo tanto, simplemente se taparán los oídos y ni siquiera te mirarán. Por ahora, al menos no te molestan. Pero si empiezas a empujarlos para que tomen medidas, simplemente se alejarán de ti. Una cosa es “unirse al bien”, y es otra cosa completamente diferente escuchar sobre los problemas que nos obliga a hacer algo al respecto. “¿De todos modos, quién eres tú para decirnos eso?”

Muchos círculos estarán felices de ver tal vuelta de los acontecimientos y querrán aplastarte. Por otro lado, mientras estás hablando acerca del amor, ellos tienen algo de qué preocuparse.

Por lo tanto, tenemos que usar un muy buen enfoque en este caso. Hoy, no siento un impulso de hacer ningún movimiento drástico hacia la difusión en Israel. Esto sólo alejará a la gente de nosotros. Por el momento, no están dispuestos y no oyen más. Desafortunadamente, con esto estamos trabajando hasta ahora. Al añadir un poco de “calor” a ello, de buenos samaritanos nos convertiremos en los moralistas y predicadores ante sus ojos.

Debemos tomar el camino del amor y el bien en lugar de obligarlos a la garantía mutua: “Cuidemos, amemos, y unámonos unos con otros”. Sin carteles con los lemas: “¿Firmaste la garantía?” No, deseamos ser tus garantes.

No podemos acercarnos a esta nación de ninguna otra forma, sólo con amor. Sólo si la gente comienza a sentir que las circunstancias los presionan seremos capaces de explicarles de dónde y por qué se ejerce presión sobre nosotros.

(46151 – De la 5º parte de la lección diaria de Cabalá del 6/22/2011, “Matan Torá (La entrega de la Torá)”)

Material relacionado:
La constante y la variable en la ecuación de la Garantía Mutua
El Mesías para toda la humanidad
Tu deseo personal no te llevara lejos


 

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Entradas Previas: