La matriz global: No hay tiempo para nosotros

La crisis está llegando a todo el mundo, y las personas la sienten, sienten que las cosas empeoran para ellos. Y en realidad, no mejorará, a menos que comencemos a corregirla a través de la armonía con el Creador o con la Naturaleza circundante, lo cual es lo mismo.

Es por eso que necesitamos buscar personas que respondan a nuestro llamado; necesitamos diseminar, “esparcir información”, para utilizar mejor el internet como un medio. El Internet es prácticamente nuestra única oportunidad de estar en todos lugares de forma gratuita. En primer lugar, debemos ponernos en orden, pero por otra parte, cuando comienzas a organizar a otros, también te organizas a ti mismo.

Lo primero que necesitamos para nuestro trabajo es la unidad interna, y por supuesto el aspecto más importante de nuestro trabajo es la circulación. La crisis nos muestra claramente que necesitamos preocuparnos más por otros que por nosotros mismos. Llegaremos más rápido a la meta yendo por la avenida más confiable si diseminamos la Cabalá. A través de la crisis que se acerca, el Creador nos muestra que no tenemos tiempo para nosotros mismos.

Sólo tenemos tiempo para el mundo: al organizarlo nos organizaremos y corregiremos a nosotros mismos.
La crisis global se ha vuelto obvia sólo hace unos cuantos años. Los ecologistas han estado clamando que estamos en problemas desde hace mucho tiempo, pero fue específicamente la crisis económica con la que entramos en pánico ¿Por qué económica? Porque refleja las conexiones egoístas entre las personas: cuando esas conexiones se vuelven globales e integradas, se convierten en un problema.

¿Qué es lo económico? Es una manifestación, una expresión de nuestra conexión egoísta: la cantidad que cada uno quiere pero es incapaz de hacer y sólo lo logra con lo que los lazos económicos, egoístas y las relaciones acordes al principio de “Yo por ti y tú por mí” le permiten. Lo económico es puro egoísmo en su forma clara, dura, real. Y cuando súbitamente entra a un estado global e integrado, descubrimos que este estado es completamente opuesto a este.

Podemos negociar cualquier cosa, incluso con las armas atómicas, por miedo. Pero somos básicamente incapaces de negociar en lo económico: Cada uno jala la manta hacia su lado ¿De qué otra manera podría ser?

Este es nuestro principal problema. La economía ya está manifestándose en el mundo como un sistema global, integrado, interconectado, de enlaces mutuos, y las personas aun no están listas para ello.

Esta es la discordia más grande que puede existir en nuestro mundo, la más grande, la más precisa demostración de nuestra inconformidad con el sistema que ahora se manifiesta ante nosotros. Caímos atrapados en una red, en una matriz análoga, en la cual todas las partes dependen una de otra. Estamos incorporados a ella en contra de nuestra voluntad; estamos atados dentro de esta mediante los antiguos lazos de la economía egoísta como antes, y no tenemos forma de escapar. Es la naturaleza desafiándonos y mostrándonos claramente: “Señores, se acaba el tiempo”.

Debemos ir hacia adelante por nuestra cuenta y mitigar este estado, llevar a la humanidad a una completa correspondencia con esta matriz a través de explicaciones, educación, y todo lo demás. Si no nos movemos en esta dirección incluso de la menor manera, según el grado de nuestras habilidades, entonces la crisis se acerca más.

La matriz tiene su propio programa para acercarse a nosotros, y como resultado, suceden en el mundo contradicciones incluso más grandes, hasta el punto de revoluciones, guerras, diferentes cataclismos, etc. La erupción de un gran volcán tiene serias consecuencias a una escala global ¿Y si hacen erupción 20 o 30 volcanes? Somos rehenes de lo incierto, estamos sentados en un barril de pólvora, nuestra Tierra con fuerzas titánicas bullendo en su interior. Necesitamos entender esto y no provocar la dura actitud de la Naturaleza hacia nosotros. Pero por el contrario, perturbamos su equilibrio, y no sólo en el sentido ecológico.

Es por eso que todos nuestros grupos, todo el que estudie con nosotros deben diseminar. La Naturaleza misma nos obliga a ello. Es la única manera de que nosotros vayamos hacia adelante y accedamos a la matriz global.

(45695 – De la lección diaria de Cabalá en Moscú del 6/14/2011, Shamati # 4)

Material relacionado:

Un Buen Destino
A través de todos los laberintos hacia la Luz del amor
Un breve momento y una vida eterna

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Entradas Previas: