Les deseo….

Acabamos de finalizar una muy buena convención, y fue buena en el verdadero sentido de la palabra. Algunas convenciones sólo transcurren de forma muy agradable y cálida, dejando atrás un cálido rastro, como una estela caliente. Pero en esta convención creamos algo más grande. Fue una reunión de personas que sintieron la Luz y la calidez en su acción mutua. Naturalmente, organizaremos muchas convenciones más como esta y trabajaremos entre una y otra, y veremos cuánto cambiaremos.

Pero si realmente queremos avanzar, entonces tenemos que buscar constantemente el próximo, el mejor estado en lugar de sólo tratar de permanecer en esta calidez, en este nivel, en esta sensación o alcance. No podemos mirar atrás. Eso sería como la mujer de Lot que se convirtió en estatua de sal. No podemos tomar un ejemplo del pasado. Tenemos que mirar hacia adelante. Espero que ustedes y yo hagamos justo eso.

Estoy seguro que este Kli o vasija espiritual está creciendo dentro de nosotros. Lo sentí. Pero estas vasijas aun tienen que unirse y lograr entre sí esa conexión necesaria de manera que estén en el nivel mínimo, el nivel número 125, para que sean como uno, es decir unirse en el 125avo grado. Aun carecemos de esto, pero estamos cerca y definitivamente lo alcanzaremos.

Por lo tanto, aun cuando estamos partiendo, tenemos que entender que todo lo que existe en nuestro mundo, en las coordenadas de tiempo, espacio, y acción, está todo ahí para llevarnos a la meta. Por lo tanto, tenemos que entender que todas esas condiciones son necesarias para que nos acerquemos. Y si le añadimos nuestra unificación y garantía mutua a todas esas condiciones, entonces esas condiciones serán suficientes. Esto es lo que les deseo.

(45613 – De la Lección 7, Convención en Moscú 6/12/11)

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Entradas Previas:

Próximas Entradas: